El Gobierno aprueba un plan de vivienda para crear 100.000 empleos hasta 2016

El Gobierno destinará casi 2.500 millones de euros para impulsar el mercado del alquiler y la rehabilitación de viviendas. Los planes del Ejecutivo pasan por destinar 1.500 millones de euros para facilitar el acceso a la vivienda y en 627 para rehabilitación, regeneración y eficiencia energética. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que las ayudas directas incluidas en el nuevo Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2013-2016 permitirán crear 105.000 empleos sin contar con los que se generen de forma indirecta.

El Ejecutivo aprobó un proyecto de Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, y tres reales decretos, que recogen el Plan Estatal de Alquiler de Vivienda y Rehabilitación 2013-2016, el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios y modificaciones del reglamento de instalaciones térmicas. Pastor ha recalcado que el plan supone un «nuevo modelo de política de vivienda», en el que se pretende reorientar el sector de la construcción hacia el alquiler y la rehabilitación, buscando al mismo tiempo «la máxima rentabilidad de los recursos públicos».

Ayudas y préstamos para la rehatilitación El Gobierno concederá ayudas directas y préstamos blandos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, incluido el cambio de caldera y la sustitución de la energía convencional por biomasa o de origen geotérmico. El 60 % de las viviendas que hay en España se construyeron sin tener en cuenta ninguna normativa de eficiencia y el 38 % de los españoles declara no estar satisfecho con el aislamiento (frío/calor) de su hogar, ha añadido la ministra de Fomento, Ana Pastor. El parque de viviendas supone el 17 % de toda la energía que se consume en el país.

Además, el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) presupuestará cien millones de euros para 2013 con el fin de incentivar a propietarios y comunidades de vecinos en el ahorro de la factura de la luz, mediante ayudas o préstamos «muy razonables», en palabras de la vicepresidenta del Gobierno.

Las ayudas directas se elevarán al 20 % del valor de la obra en la mejora de la eficiencia energética de las fachadas de los edificios y de las calderas. A ello se sumarán créditos blandos (Euribor más cero) que pueden llegar hasta el 80 ó 100 % del valor en el caso de sustituir la energía tradicional por biomasa o por energía geotérmica.

Ayudas, para alquileres de menos de 600 euros Pastor ha concretado que en el caso del alquiler, se incluirá un programa de ayudas al alquiler que permitirá alcanzar los más de 133.000 beneficiarios, frente a los 80.000 actuales. Estos beneficiarios serán con carácter general personas con un límite de ingresos menor a tres veces el Iprem y una renta de alquiler igual o menor de 600 euros. Las ayudas, a las que tendrán acceso preferente las familias desahuciadas, no superarán los 4.200 euros anuales y se concederán durante un año, prorrogable si se mantienen las condiciones.

En virtud del resto de los programas que se incluyen en el Plan, se mantendrá la subsidiación de los préstamos convenidos, se impulsará la creación de un parque público de vivienda protegida en alquiler para familias con rentas de hasta tres veces el Iprem, se impulsarán las intervenciones en edificios para mejorar su conservación y las actuaciones de renovación urbana.

Además, el Consejo de Ministros ha dado luz verde al anteproyecto de Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, que se tramitará con carácter de urgencia en el Congreso de los Diputados, y con el que se pretende, entre otras cosas, flexibilizar la normativa sobre generación.

Fuente: Expansion.com (5/4/13)