Sala i Martín: «El Bitcoin se está convirtiendo en una peligrosa burbuja»

La subida que ha experimentado la divisa online Bitcoin, que ha pasado de los 40 dólares de hace apenas cuatro semanas a los más de 134 que marca hoy podría calificarse de irracional y provocada la especulación y la fascinación. «La fiebre del Bitcoin se está convirtiendo en una peligrosa burbuja financiera», señala el economista Xavier Sala i Martín.  

«Como ha pasado en todas las burbujas de la historia, los pocos listillos que invirtieron al principio se van a forrar, y los muchos que lleguen tarde van a perder ingentes cantidades de dinero», señala el catedrático de la Universidad de Columbia, que trata de explicar en su artículo en qué consiste el Bitcoin y por qué piensa que es una burbuja.

El Bitcoin es una divisa digital creada en 2009 por el japonés Satoshi Nakamoto siguiendo un protocolo matemático. No está producida por ninguna autoridad central -ni controlada por ellla- sino por ordenador: cada vez que un participante consigue solucionar un complejo problema matemático se crea una nueva moneda que pertenece al propietario de ese ordenador, explica.

Si uno no dispone de ordenador capaz de solucionar problemas matemáticos puede obtener monedas a base de vender productos en internet a cambio de Bitcoins o comprarlos con dólares, euros, yenes o cualquier otra moneda. Con ese Bitcoin se pueden comprar desde libros a viajes, hoteles o ropa a través de Internet.  ¿Una buena inversión? Según Sala i Martín se espera que la oferta de Bitcoins siga el siguiente camino: en 2013 habrá unos 11 millones de monedas en circulación. En los próximos 10 años la oferta se va a doblar y, a partir de ahí, se va a quedar casi constante para siempre.

Así funciona el Bitcoin: ¿una amenaza para el euro y el dólar?

Como está diseñado para que su oferta acabe siendo constante, sus defensores argumentan que «esa pérdida de valor causada por el aumento de, por ejemplo, la masa de dólares (o euros) no se va a producir con el Bitcoin con lo que acabará siendo una moneda superior al dólar (o al euro). Es por ello que, argumentan, esta moneda es una buena inversión».

Pero Sala i Martín piensa que este argumento tiene dos problemas. Primero, «el papel que el dinero juega en la economía no es el de inversión sino el de facilitar el intercambio. Las inversiones sirven para conservar o aumentar la riqueza y el dinero no».

Además, hay un segundo problema al argumento «el bitcoin no perderá valor como les pasa a todos los monedas de papel porque la oferta no aumentará». Y es, en opinión del economista, que el precio de la moneda no solo lo determina la oferta sino que también depende de la demanda.

Entonces, ¿quién está comprando Bitcoins? Muy poca gente los está comprando para después comprar productos entre otras cosas, porque muy pocas empresas las aceptan como medio de pago, señala Sala i Martín. «La gente que está comprando Bitcoins, pues, son los especuladores que esperan que su precio suba para poder venderlo más adelante».

En consecuencia, señala el catedrático de la Universidad de Columbia, las compras especulativas están haciendo que los precios del Bitcoin estén alcanzando niveles no razonables. «Tiene todos los números para ser una burbuja cuyo precio puede colapsar».

«De hecho,-añade-, no sería la primera vez que el valor del Bitcoin colapsara: su precio pasó de 5 dólares en abril de 2011 a 30 dólares en junio y cayó hasta los 10 en octubre».

Precio y especulación    

Para apoyar su afirmación de que el precio de hoy está determinado por los especuladores, Sala i Martín da tres razones.

1) El precio del Bitcoin es extremadamente volátil. Los cambios de precio indican que, dado que la oferta no se mueve de un dia para otro, hay unos dramáticos movimientos en la demanda de Bitcoins. Unos movimientos que no pueden venir de gente que compra la moneda porque tiene necesidad de comprar cosas en internet.

2) El precio del Bitcoin está perfectamente correlacionado con el interés mediático que despierta. La correlación entre el número de veces que se busca Bitcoin en Google y su precio es casi perfecta. En una moneda normal, esa correlación sería cero.

3) El valor fundamental o intrínseco del bitcoin es, con toda probabilidad, bastante cercano a cero por lo que el precio que deberíamos observar en ausencia de especuladores es cercano a cero.

Lo que lleva a Sala i Martín a pensar que el valor intínseco del Bitcoin está cerca de cero son, a su vez, cuatro razones. A grandes rasgos: «Existe el riesgo de que el Bitcoin no cuaje como medio de intercambio como, de momento, no ha hecho; aunque cuaje, existe el riesgo de que el gobierno lo ilegalice; existe el riesgo de que haya robos de bitcoins. El crimen informático está cada día más generalizado; y, finalmente, existe el riesgo de que los organizadores se vean tentados a emitir más moneda cambiando esos programas que poca gente entiende.

«Todos estos argumentos nos llevan a pensar que el valor intrínseco del Bitcoin probablemente esté cerca de cero y esto, junto con el hecho de  que su precio se esté disparando exponencialmente, nos deben llevar a concluir que estamos ante una burbuja», zanja Sala i Martín.

Fuente: Eleconomista.es (4/4/13)