El Gobierno recorta la administración local para ahorrar 7.129 millones anuales

costs cutEl Gobierno ha cedido ante los alcaldes, del PP y de los partidos de la oposición, para no recortar en un 30% el número de concejales como pretendió el verano pasado, pero aumenta la proporción de los ediles que seguirán sin sueldo o lo perderán: el 82%. El Consejo de Ministros ha remitido al Consejo de Estado el proyecto de ley para la reforma de la administración local con el que el Gobierno aspira a ahorrar 7.129 millones de euros anuales.

La clarificación de competencias, la agrupación de servicios que hoy desempeñan municipios de menos de 20.000 habitantes en las Diputaciones y el cierre del «sector público local» son los tres pilares de la reforma con la que el Ejecutivo espera obtener el grueso de ese ahorro. El Gobierno también promete «racionalizar» el funcionamiento y la estructura de la administración local. En un plazo de cinco años, los ayuntamientos dejarán de prestar los servicios de sanidad y educación que todavía controlan para dejarlos en manos de las Comunidades Autónomas.

La gran novedad del proyecto gubernamental consiste en que es el primer plan de recorte de aparato político del Estado desde la instauración de la democracia y llega después de 35 años de constante crecimiento de las administraciones. La mayoría de los 68.285 concejales que hay en España ya no cobraban por ocuparse de dirigir los consistorios; a partir de la completa entrada en vigor de la reforma (elecciones locales de 2015) seguirán o seguirán sin salario público el 82%. En poblaciones por debajo de los 1.000 habitantes no cobrará ni el alcalde. La cifra de políticos electos profesionales en los ayuntamientos queda fijada en 12.100.

La reducción de concejales se aplica a todos los municipios. Como adelantó El Confidencial, sólo Madrid y Barcelona podrán tener más de 25. La capital de España pasará de 57 a 45 y la ciudad condal de 41 a 32. Todas las grandes ciudades perderán alrededor de un 25% de sus cargos de edil. En parecida proporción o más, los equipos de gobierno de los ayuntamiento recortarán asesores y personal de libre designación o ‘eventuales’. El proyecto del Gobierno reduce los actuales 8.116 cargos «de confianza» de los municipios a 6.489.

En materia salarial destaca el cambio que supone dejar en manos de los Presupuestos Generales del Estado la decisión sobre las subidas en las remuneraciones de la administración local en su conjunto. Se acabaron los convenios de cada consistorio con sus plantillas.

Por primera vez, el Gobierno fija un tope salarial para los alcaldes, que será el sueldo de un secretario de Estado con todos sus complementos (entre 95.000 y 100.000 euros brutos anuales) para los responsables de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Por debajo, y según el tamaño de la población, las remuneraciones van recortándose hasta quedarse en un 10 por ciento del sueldo de un secretario de Estado para las poblaciones más pequeñas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, da por hecho la desaparición de la mayoría de las mancomunidades de municipios. La reforma les da tres meses para presentar sus cuentas y como la mayoría no lo han hecho nunca en aplicación de los principios de estabilidad presupuestaria serán cerradas, salvo que justifiquen su supervivencia por asumir competencias de los municipios menores.

Fuente: Elmundo.es (15/2/13)

Más información:

  • Reforma para la racionalización y sostenibilidad de la Administración local (PDF)