El Gobierno sostendrá la demanda de coches con la ampliación de las ayudas

15093431-burbujas-asimiento-de-la-mano-en-el-cielo-con-coches-dentro-de-losNo es un secreto que la industria automovilística española es una de las niñas bonitas del Gobierno y, la presencia de una ministra, secretarios de Estado y directores generales de distintas carteras gubernamentales en las intervenciones del primer Foro Anfac PwC sobre este sector, escenificó este espaldarazo. No solo apoya al sector su asistencia a los congresos sino también el hecho de que en varios ministerios estén buscando vías para sostener el mercado de venta de coches al menos hasta final de año.

Las matriculaciones están repuntando en los últimos meses aupadas por planes de estímulo a la compra como el plan PIVE, que ya va por su tercera prolongación y ha agotado los fondos. En los primeros 15 días de octubre, las ventas se han disparado un 65%, según datos de Anfac, desatadas por el temor de un fin de las ayudas.

Pero no parece que se vayan a acabar los fondos. De hecho, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, anunció en el foro que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está estudiando la posibilidad de lanzar una segunda edición del plan PIMA Aire para vehículos comerciales, que podría ampliar el número de beneficiarios y la dotación. El secretario de Estado abría las puertas del plan a los particulares, hasta ahora exentos de un programa de ayudas destinados a las empresas y vehículos comerciales. Desde el ministerio esperan poder presentar las nuevas noticias al respecto “en breve”.

Ramos de Armas destacó la evolución positiva que ha experimentado el plan PIMA Aire desde su lanzamiento y resaltó que entre enero y septiembre se han acogido a este programa de incentivo a la venta de vehículos comerciales más de 12.000 operaciones.

Más contaminación, más impuestos

Por su parte, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, prevé que la reforma fiscal que estudia un comité de expertos incluya una modificación en el impuesto municipal de circulación con el fin de mejorar la fiscalidad de los vehículos menos contaminantes. En su intervención en la inauguración del foro, dijo que los vehículos menos eficientes deben tener una “imposición diferente” de los que sí lo son.

En declaraciones a los periodistas, el secretario de Estado explicó que la reforma tributaria que presentará el comité de expertos a finales de febrero de 2014 tendrá como base un cambio en la fiscalidad medioambiental, para que tenga un desarrollo similar al de los países del entorno y de la UE. Ha asegurado que es previsible que uno de los asuntos que presenten sea el diferente tratamiento fiscal a los automóviles, lo que no quiere decir que tenga que subir la presión fiscal a los automovilistas, sino que puede bajar la imposición a los que contaminen menos.

Incidió en que “la lógica hace pensar que el cambio recaiga más en la propia utilización del coche que en la propia adquisición del vehículo”, en referencia al impuesto de matriculación. Ferre relacionó esta posible modificación con el impulso que quiere dar el Gobierno a la fiscalidad medioambiental.

Fuente: Cincodias.com (16/10/13)