Ganar dinero pidiendo un préstamo al banco es posible en el paraíso de los tipos negativos

En un mundo sin fricciones y donde la política monetaria se transmitiera de forma perfecta, los bancos que operan en jurisdicciones con tipos negativos deberían cobrar a sus clientes una tasa por sus depósitos y pagar a los que pidieran un crédito (a los que se endeudan). Este mundo al revés, respecto a lo que se conocía hasta ahora, está empezando a asomar la cabeza en Suiza, el primer país en probar los tipos negativos allá por 2014.

Zuger Kantonalbank: «En casos individuales, otorgamos préstamos de interés cero o negativos a clientes institucionales para financiar proyectos con la garantía correspondiente»

El experimento de Suiza con los tipos de interés negativos comienza a mostrar ciertas consecuencias interesantes en el mercado hipotecario, al menos para los grandes clientes. Algunas instituciones financieras suizas han admitido que, efectivamente, pagan a sus clientes por pedir préstamos.
Situado en -0,75%, Suiza tiene el tipo de interés de referencia más bajo dentro del G10, mientras que la rentabilidad de los bonos a 10 años del país ofrecen una rentabilidad negativa del -0,67%, teniendo toda la curva de su deuda soberana en negativo menos el de 50 años.

Sin embargo, aunque el coste de endeudamiento para los propietarios de viviendas ha disminuido, la evidencia sugiere que hasta ahora los tipos de los créditos hipotecarios se han mantenido en un nivel positivo para la mayoría de las familias. Pero para unos pocos afortunados, no obstante, parece que la iniciativa de dinero barato surte efecto.
«En casos individuales, otorgamos préstamos a corto plazo con tipos de interés cero o negativos a clientes institucionales para financiar proyectos con la garantía correspondiente», comenta la portavoz de Zuger Kantonalbank, Carmen Wyss.


El colchón, la caja fuerte y el efectivo ponen límite al BCE y a los bancos con los tipos negativos

El tema de los tipos de interés negativos ha vuelto al primer plano ahora que bancos centrales se preparan para reabrir el grifo en materia de estímulos y nuevas bajadas de tipos. Los bancos llevan mucho tiempo quejándose de ellos y el máximo ejecutivo de UBS Group, Sergio Ermotti, advirtió el martes que más flexibilidad puede generar burbujas de activos.

El periódico Tages-Anzeiger ha sido el primero en informar de los préstamos con tipos negativos citando al portavoz del banco cantonal de los Grisones. Este experto asegura que a veces se otorgaban este tipo de préstamos a clientes institucionales cuyas necesidades de financiación son grandes y de corto plazo.

Los tipos de los créditos con garantía hipotecaria en los bancos cantonales de Zúrich, Berna y Ginebra aún tienen unos tipos que están por encima de cero.

Fuente: Eleconomista.es (24/7/19) Pixabay.com