Gran Bretaña obligará a los parados a someterse a un test de orientación

A la chita callando, el Departamento de Trabajo y Pensiones del Reino Unido ha introducido un test ‘psicométrico’ que deberán completar ‘on line’ quienes aspiren a recibir el paro. En varios casos, las oficinas de desempleo han advertido que quienes no los cumplimenten pueden perder el subsidio.

Según revela el diario ‘The Guardian’, el test en cuestión –destinado a medir la curiosidad y los intereses vitales- ha sido desacreditado por varios expertos como falso, al producir idénticos resultados independientemente de las respuestas. Los expertos lo han criticado como un elemento de intimidación a los parados, más que como un intento real de evaluar su disposición a encontrar trabajo.

El contovertido test del parado es la última iniciativa de Ian Duncan Smith, el secretario de Trabajo y Pensiones. Duncan Smith, que hace un mes aseguró ser capaz de vivir con 53 libras a la semana (60 euros), está considerado como el artífice de la política de recortes sociales del Gobierno de David Cameron. Su meta es completar su particular ‘revolución’ este otoño con la implantación de un crédito universal para unificar las prestaciones sociales.

El examen de personalidad, orientación y aptitudes para evaluar a los aspirantes al paro ha sido elaborado por un equipo de psicólogos conductistas al servicio de Downing Street, también conocidos como la ‘nudge unit’ (unidad del codazo), dirigida por el doctor David Halpern y bajo el asesoramiento ene Richard Thaler, un renombrado economista conductista de la Universidad de Chicago.

El test ha sido bautizado como ‘My Strengths’ (Mis puntos fuertes) y su objetivo es trazar un perfil psicológico del parado con 48 afirmaciones como ésta: ‘Nunca he salido a visitar un museo’, ‘No he creado nada que pueda considerarse bello en el último año’ (los interrogados deben responder si se identifican mucho o poco con el enunciado).

‘The Guardian’ relata el caso de Maggie, una joven sin trabajo y madre de dos hijos que recibe a la semana 71 libras de subsidio y que ha sido apercibida por no haber rellenado aún el cuestionario ‘online’, bajo la amenaza de poder perder el subsidio si no lo hacía en el plazo de tres días.

En una carta dirigida por el Departamento de Trabajo y Pensiones, se le recomendaba que pasara por el test para «ayudarla a descubrir sus puntos fuertes» que le servirán para poder encontrar trabajo. Maggie (nombre falso) ha revelado su frustración al descubrir en un blog de expertos que el test es falso.

Un total de 2,5 millones de británicos no tienen empleo. Aun así, la tasa del paro del 7,8% en notablemente inferior a la media de la Unión Europea.

Fuente: elmundo.es (30/4/13)