Hacienda sólo cobra uno de cada seis euros de la deuda tributaria pendiente

agencia tributariaMientras organismos internacionales y expertos cuestionan seriamente que se pueda cumplir la previsión de ingresos de los Presupuestos del Gobierno, Hacienda tiene pendiente de cobrar más de 51.000 millones de euros de deuda tributaria. Y la cantidad no deja de crecer, año a año.

Una cifra que recoge el último informe del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), con datos oficiales, y que supone que la Agencia Tributaria (AEAT) sólo cobra uno de cada seis euros que se adeudan, por lo que «se produce un fuerte incremento del importe pendiente cada año», con un aumento del 70% entre 2008 y 2012, los años más duros de la crisis. Se trata de deudas de personas físicas y jurídicas derivadas de liquidación de las actuaciones de control y persecución del fraude, por un lado, y de autoliquidaciones de reconocimiento de deuda no pagada para solicitar aplazamiento o compensación.

Deudas que acumulaban un importe de 51.223 millones de euros en la primera mitad de 2013 y que los técnicos de Hacienda confirman «se ha superado ya ampliamente». De esta cifra total de la deuda pendiente, unos 11.000 millones de euros están reclamados en los Tribunales Económicos Administrativos (TEA) y en los Tribunales de Justicia, instituciones donde el informe sostiene que Hacienda «pierde la mitad de las reclamaciones». Por contra, desde Gestha se denuncia que el importe de la deuda gestionado o cancelado «no alcanza apenas la tercera parte del importe a gestionar en cada año», con la única excepción de 2012.

La falta de efectivos y de medios es una de las causas que está en el origen de esta deuda sin cobrar, a pesar de que la oferta de empleo público aumentó la plantilla de la AEAT en 865 personas en 2014 y lo hará en otras 700 para el próximo ejercicio, como adelantó el pasado sábado elEconomista. Mejora que se considera un intento de mejorar la eficacia en la gestión de la deuda y en la persecución de la economía sumergida que permita cumplir con el presupuesto de ingresos. De hecho, los datos de la OCDE muestran que España es el país de la Unión Europea con menos recursos para luchar contra el fraude fiscal, ya que cuenta con un trabajador de Hacienda por cada 1.598 habitantes, frente a un empleado del fisco por cada 942 habitantes en Francia y 740 en Alemania.

Ello se traduce en que España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor volumen de economía sumergida, 253.000 millones de euros, equivalentes al 24,6% del PIB, frente al 13,1% de Alemania, el 10,8% y el 10,1% de Francia y Gran Bretaña, respectivamente. Sólo Italia, Portugal y Grecia presentan peores resultados que los nuestros. El informe de Gestha se apoya también en el Tribunal de Cuentas para denunciar que la Agencia Tributaria «cocina sus logros» en la persecución del fraude fiscal.

En concreto, afirma que la AEAT se marca como objetivo un 12% por debajo de los resultados logrados un año antes, con lo que consigue aparentar una mejora media del 27% en sus resultados desde 2008, cuando la media real fue del 12,5%. En concreto, el último informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas en materia de lucha contra el fraude correspondiente al periodo 2010-2012 califica de «alteración muy significativa» los resultados de la lucha antifraude de la Agencia Tributaria.

A pesar de estas alteraciones, Gestha recuerda que la recaudación en la lucha contra el fraude fiscal en 2013 cayó a 10.950 millones de euros, 567, 1 millones o con respecto a la obtenida un año antes, lo que supuso «el primer retroceso» en los 23 años transcurridos desde la creación de la AEAT en 1991. En este punto explica que si se excluyen los 471 millones de la minoración procedente de solicitudes de rectificación de autoliquidaciones, «que por primera vez se incluyó en los resultados de 2013», la caída en la recaudación de la AEAT por lucha contra el fraude se habría elevado a 1.038 millones de euros.

Fuente: Eleconomista.es (6/10/14)