Holanda, sobre España: ‘Tendrán la Eurocopa, pero no nuestra solvencia’

Imagen de la campaña.

La campaña electoral en Holanda ha comenzado y los principales partidos políticos intentan arañar votos en un contexto de creciente euroescepticismo y populismo.

El Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD en sus siglas originales), liderado por el actual primer ministro, Mark Rutte, y principal candidato en las elecciones, está utilizando la difícil situación económica que atraviesan España e Italia para ganar adeptos con un polémico eslogan electoral.

«Ellos podrán tener la Copa [en referencia a la Eurocopa y los últimos mundiales de fútbol] pero no nuestra solvencia», dice el VVD en su página de web de Facebook junto a una foto de dos futbolistas: Xavi Hernández, de España, y Andrea Pirlo, de Italia.

Junto a la foto y este mensaje aparece una breve descripción donde pide a los seguidores del Partido que pinchen el botón ‘me gusta’ si están de acuerdo. «Italia y España son campeones de fútbol, pero ahora hay que cortar un poco a estos campeones, porque cuando se trata de nosotros, no existe un mecanismo por el cual se puedan beneficiar de nuestra economía», dice el texto.

El líder de este partido es Mark Rutte, actual primer ministro y uno de los 17 líderes europeos que participaron en la última cumbre europea, donde acordaron «seguir adoptando todas las medidas necesarias para garantizar la estabilidad del euro».

Sin embargo Holanda se ha desmarcado de esa supuesta solidaridad entre países que comparten la moneda y sólo dos días después anunció que vetaría la compra de deuda por parte del fondo europeo de rescate si España lo solicita.

De momento, y hasta que entre en vigor el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), cualquier intervención de este fondo requiere la unanimidad de los 17 países de la zona euro, por lo que Holanda podría cumplir su amenaza y bloquear la ayuda en caso de que España finalmente la solicite.

Las elecciones holandesas se celebrarán el 12 de septiembre después de que el Gobierno de Rutte tuviera que convocarlas anticipadamente tras perder el apoyo de su socio de coalición, el líder de extrema derecha Geert Wilders, que se presenta a los comicios por el Partido por la Libertad (PVV).

Precisamente el motivo de esa ruptura en el Gobierno fueron los ajustes que Holanda tuvo que llevar a cabo para reducir su déficit público. El país, no obstante, mantiene la máxima calificación crediticia y conforma, junto con Finlandia, Austria, Alemania y Luxemburgo, el grupo de socios del euro que más se oponen a las reclamaciones de los países periféricos y bajo presión del mercado.

«Las elecciones van a estar claramente marcadas por la situación económica en la zona euro y los partidos van a lanzar mensajes populistas para atraer votos. Eso no va a favorecer a España», reconoce un periodista holandés que trabaja en Bruselas.

Tampoco van a ayudar estos comicios a resolver otro problema que la UE pretende tratar en septiembre: la adhesión de Rumania y Bulgaria al espacio de libre circulación de Schengen. El Consejo Europeo de finales de 2011 retrasó a la reunión del próximo mes la decisión final tras el bloqueo que Holanda y Finlandia mantienen a la entrada de estos dos países en el Tratado. «Las elecciones serán las excusa perfecta para mantener el bloqueo», señala un funcionario comunitario. Claro que tampoco ayuda el reciente informe que la Comisión Europea ha emitido sobre ambos países y donde se revelan importantes deficiencias democráticas y judiciales.

Fuente: Elmundo.es (25/7/12)