Ikea llegará a Tarragona en 2015

Nuevo paso adelante para la llegada de Ikea en 2015 a la ciudad de Tarragona.

La comisión informativa de Urbanismo municipal ha dado luz verde este martes al convenio que «garantiza», según el consistorio, la instalación de la multinacional sueca del mueble en unos terrenos adyacentes a la autovía T-11, en el barrio de Campclar. La aprobación definitiva del documento se hará este viernes en el plenario y en los próximos días lo tendrán que rubricar las partes implicadas: el Ayuntamiento, los propietarios del suelo e Ikea. El acuerdo prevé que la multinacional pague 15,75 millones de euros por los derechos comerciales de los 45.000 metros cuadrados que ocupará del plan parcial 10. Con este dinero se financiará buena parte de la urbanización de la zona. El teniente de alcalde de Urbanismo, Carles Castillo, explicó que Ikea no comprará los terrenos donde quiere ubicarse sino que abonará 15,75 millones de euros millones en concepto de derechos comerciales. Este importe se destinará íntegramente a financiar la urbanización de este sector urbanístico. El coste final de las actuaciones, que saldrán a concurso, se estima en los 20 millones de euros. La diferencia entre este importe y la cantidad que abonará la multinacional irá a cargo de los propietarios que, sin embargo, mantendrán la titularidad de los terrenos e ingresarán beneficios en función de los metros cuadrados de que dispongan.

Castillo confía en que la firma del convenio se pueda producir en los próximos días, probablemente la semana que viene. El Ayuntamiento considera que las condiciones del convenio son «muy favorables» para la treintena de propietarios de los terrenos. Sin embargo, el concejal ha apuntado que si el consenso no es total, se podrían buscar fórmulas alternativas que, en ningún caso, harían peligrar la llegada de Ikea. Por el consistorio, uno de los principales obstáculos era encontrar un «precio cerrado» para las obras de urbanización, un hecho que a estas alturas parece garantizado y fijado en los 20 millones de euros.

Con este nuevo paso, el Ayuntamiento de Tarragona allana el camino para la llegada de Ikea en la ciudad en detrimento de Reus, que también había ofrecido unos terrenos a la multinacional sueca del mueble. Si la opción de Tarragona sale adelante, Ikea se instalará delante del centro comercial Carrefour, ubicado en el Polígono Comercial de Les Gavarres. La intención de la compañía es abrir puertas a finales del 2015, según el Ayuntamiento. Aunque todavía no se han dado a conocer los detalles del proyecto, los establecimientos de Ikea suelen tener una superficie que ronda los 20.000 metros cuadrados y permiten la creación de entre 300 y 400 puestos de trabajo.

Fuente: Diaridetarragona.com