La Aspirina, el paracetamol y el Almax dejarán de recetarse

El Gobierno prepara un listado de medicamentos que no se financiarán.

Es decir, que el Estado dejará de aportar el 60% de su precio como hasta ahora y el ciudadano tendrá que hacerse cargo del importe completo. Estos medicamentos además eran gratuitos con receta médica para los jubilados, que a partir de ahora también deberán abonarlos.

Otros de los medicamentos más famosos que dejarán de tener financiación son Fortasec, Neobrufen, Voltaren, Mucosan o Efferalgan.   560 millones de ahorro El Ministerio de Sanidad propondrá esta medida en el próximo Consejo Interterritorial que se celebrará el miércoles 27 de junio. El departamento de Ana Mato ya trabajaba en esta idea desde su llegada al Ministerio y ahora ha acelerado los trámites. En principio se trata únicamente de desfinanciar aquellos medicamentos para síntomas leves o que han perdido su eficacia porque ha aparecido un nuevo medicamento más avanzado.
En total, los nueve grupos terapéuticos podrían hacer ahorrar al Estado unos 560 millones de euros anuales, según las estimaciones de Sanidad. En concreto, estos nueve grupos serían: antiácidos, laxantes de contacto u osmolíticos, incrementadores del bolo intestinal, inhibidores de motilidad intestinal, antiinfecciosos intestinales, antirreumáticos no esteroideos, analgésicos no narcóticos y antipiréticos, expectorantes y lágrimas artificiales y lubricantes oculares.

Las ventas totales a precio libre de estos medicamentos alcanzan actualmente los 600 millones de euros anuales. El Ministerio calcula que el posible ahorro anual para el Estado sería exactamente de 560,13 millones de euros.   300 millones en analgésicos Según las estimaciones del Ministerio de Sanidad, aplicando esta medida sólo en el grupo de los analgésicos, que engloba a aspirinas, parecetamol, ibuprofeno, dipirona o medicamentos como Efferalgan, el ahorro anual sería de 300 millones de euros.
La propuesta cuenta con el visto bueno de los laboratorios farmacéuticos. «Creemos que los medicamentos de síntomas leves o menores son desfinanciables dadas las circunstancias, porque en algún sitio hay que ahorrar», asegura el presidente de la patronal de los laboratorios en España, Farmaindustria, Jordi Ramentol.
La postura a favor de Farmaindustria, emitida hace unos días, ha animado al departamento de Ana Mato a tomar la decisión final. De hecho, según avanzó el presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol, el Ministerio de Sanidad propondrá a las comunidades autónomas la lista definitiva de los medicamentos a desfinanciar.
La revisión de esta lista de medicamentos financiados es una de las prioridades de la ministra, que ya aparecían recogidas en la reforma sanitaria aprobada hace un mes para ahorrar unos 7.000 millones de euros, a fin de agilizar la entrada de medicamentos nuevos y la salida de aquellos obsoletos o de menor valor terapéutico.  El país que más financia España es el país de la Unión Europea más generoso en la financiación de medicamentos para sus ciudadanos. Más del 75 por ciento de los fármacos recetados en los centros de salud y el 90 por ciento de los utilizados en hospitales cuentan con algún tipo de financiación pública. La medida del Ministerio persigue que el ciudadano se responsabilice más de esta manera del gasto sanitario.

Fuente: Eleconomista.es ( 21/6/12)