La burbuja inmobiliaria de Estocolmo: no da tiempo ni a visitar la vivienda en venta

EstocolmoLos suecos interesados en comprar una casa en Estocolmo deben seguir una regla de juego nueva: hacer una oferta por el apartamento antes de que este se exhiba al público. Y es que es tal la demanda de vivienda en la capital sueca que no da tiempo ni a enseñar la casa de forma física, se venden antes de que dé tiempo a realizar este protocolo.

El ritmo de las ventas de viviendas en la capital se ha acelerado tanto que los compradores a menudo tienen que cerrar trato inmediatamente después que la propiedad salga a la venta. Las familias o inversores que esperan a hacer una visita con el agente inmobiliario podrían puede que no lleguen a tiempo ni de presentar una oferta.

«Para los compradores, esto es muy frustrante, ya que una venta normal en Estocolmo en este momento lleva dos o tres días y a veces uno», dijo Fredrik Helmstrand, máximo responsable ejecutivo de la inmobiliaria Skandiamaeklarna. «Desde una perspectiva internacional, es algo totalmente demencial. Alguien que quiere mudarse aquí podría pensar que llevará un par de semanas o meses vender una casa. No es así».

El precio de las viviendas en Estocolmo prosigue alcanzando récords mientras que la demanda sigue superando la oferte. Un cuarto de todas las propiedades que se vendieron en la capital el año pasado cambió de manos antes de ser exhibidas al público, según la página web especializada en el mercado inmobiliario Hemnet, que abarca todo el país.

«El proceso de venta es más rápido. Más y más casas se venden antes de que el cliente las vea», explicó telefónicamente el portavoz de Hemnet, Staffan Tell. Al mismo tiempo, la cantidad de casas y apartamentos en venta está en mínimos récord, agregó.

La medida que tomó el banco central el 12 de febrero ?bajar el tipo de interés de referencia a menos 0,1% por primera vez en sus 347 años de historia- amenaza con impulsar aún más la demanda en el mercado inmobiliario. A la vez que el banco central más antiguo del mundo lucha contra el fantasma de la deflación, su flexibilización sin precedentes también podría incrementar la deuda de los hogares, lo cual, según han advertido repetidas veces las autoridades, constituye una amenaza para la economía.

Pero Suecia no está sola en este fenómeno. Dinamarca vive un proceso muy similar al de sus vecinos. El Banco Central de Dinamarca ha rebajado a mínimos históricos sus tipos de interés de referencia, lo que está estimulando la demanda de crédito y la compra de vivienda. Son varias las ciudades danesas que están soportando precios inmobiliarios nunca vistos en Dinamarca.

Controlar la deuda

Horas después de llevar los tipos de interés por debajo de cero, el gobernador del Riksbank, Stefan Ingves, explicó a Bloomberg TV que los políticos deben reducir la deuda de los hogares mientras el banco central se centra en la deflación. Los precios generales al consumidor de Suecia cayeron un 0,2% anual en enero, bajando por sexto mes consecutivo, informó Statistics Sweden el 17 de febrero

«Hay una serie de cosas que pueden hacer los demás para garantizar que las cosas no queden fuera de control en el sector de las hipotecas», señaló Ingves. «Nuestros hogares están tomando demasiados préstamos, y el mercado, en mi opinión, se está moviendo demasiado rápido».

El Riksbank rebajó el tipo de interés de referencia a cero en octubre, lo que contribuyó a llevar el crecimiento del crédito a un 6,1% anual en diciembre, el ritmo más veloz desde agosto de 2011. Los precios de las viviendas subieron 9% anual en enero, según Svensk Maeklarstatistik AB, que recopila datos mensuales de precios. Los valores se dispararon un 12,4% en los últimos doce meses, de acuerdo con el Índice Nasdaq OMX Valueguard-KTH Housing.

Fuente: Eleconomista.es (15/2/15)