La Caixa compra Banca Cívica por 1.000 millones de euros

La Caixa ha cerrado esta tarde el acuerdo para absorber Banca Civica en una operación que valora a esta segunda entidad en 1.000 millones de euros. En concreto, la adquisición se realizará a través de un canje de acciones que establece un precio de 1,97 euros por cada título de la entidad resultante de la unión de Caja Navarra, CajaSol, Caja Canarias y Caja Burgos.

Este precio supone un descuento del 11,3% frente al dato de cierre del viernes, cuando acabaro la sesión en 2,22 euros antes de ser suspendidas esta mañana por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes del inicio de las cotizaciones. Si la comparación se realiza con el precio al que Banca Cívica salió a Bolsa en julio pasado (2,70 euros), el recorte aumenta al 27%.

La entidad resultante será el primer banco por activos en España (340.000 millones de euros), lo que la sitúa por delante del BBVA y el Santander. La operación supone la desaparición de la marca Banca Cívica y crea una enorme red comercial con 6.590 oficinas y 32.715 empleados. Sin embargo, según cálculos de los expertos, sufrirá un significativo recorte de entre el 10% y el 15%, aproximadamente.

El cierre definitivo de la operación ha llegado después de una jornada maratoniana de reuniones. Primero han tenido que aprobar la fusión los consejos de las entidades que forman Banca Cívica. Después, la cúpula de Banca Cívica. Y, a continuación, el consejo de La Caixa.

Las entidades implicadas querían alejar la fusión de la contienda política de las elecciones andaluzas y por eso decidieron aplazar a hoy los consejos definitivos. La operación, asimismo, podría tener consecuencias para Bankia, ya que ahora será más difícil que La Caixa pueda lograr cualquier acuerdo con la entidad presidida por Rodrigo Rato.

Durante las últimas semanas, el Ministerio de Economía ha presionado para que la fusión saliera adelante. El departamento que dirige Luis de Guindos busca que una entidad como Banca Cívica, que tendrá problemas para cumplir con el decreto de saneamiento del ladrillo, no llegue al examen del 31 de marzo (donde las entidades deben presentar su plan de viabilidad) sin un acuerdo de fusión. Banca Cívica debería conseguir 2.031 millones para sanear su exposición al sector del ladrillo. Además, tiene inyectados unos 1.000 millones de capital público que debe pagar al 8% anual.

Los contactos entre ambas entidades empezaron hace más de dos meses, aunque se convirtieron en oficiales el 13 de marzo, cuando lo reconocieron ante la CNMV.

Fuente: El País (26/3/2012)