La Dirección General de Tráfico prepara las medidas de regulación y vigilancia para el día 15 de agosto

 El dispositivo pondrá especial énfasis en los controles de alcoholemia y drogas debido a la celebración de fiestas patronales. Para ello contará con la máxima disponibilidad de sus medios humanos con el objetivo de facilitar la movilidad y la fluidez en las carreteras y velar por la seguridad vial.

La DGT prevé que durante ese fin de semana se realizarán 3,9 millones de desplazamientos , con especiales complicaciones durante los días 14 y 15 al ser el último festivo y al coincidir además con conductores que inician o finalizan sus vacaciones. A ello se añaden los desplazamientos debidos a las numerosas fiestas patronales.

El mayor incremento de la circulación está previsto para la zona del litoral y las poblaciones con celebraciones patronales. El dispositivo para estas fechas contará con más de 600 funcionarios, más de 10.000 agentes entre los que se encontrarán los miembros de la Guardia Civil Rural y más de 13.000 empleados de empresas de conservación y de empresas titulares de concesiones viarias, además de personal sanitario y bomberos.

Se instalarán también carriles reversibles, se paralizarán las obras y se reducirán los eventos deportivos y eventos que requieran la ocupación de la calzada. También se restringirá la circulación de camiones en general y a los que transporten determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

Entre las recomendaciones de Tráfico se encuentran la tasa de alcoholemia 0,0 y el no consumo de drogas, atención a los trayectos cortos en carreteras secundarias, la utilización del cinturón de seguridad en todas las plazas del vehículo, la atención especial a las motocicletas y la conducción eficiente.

Fuente: nexotrans.com (13/8/12)

Etiquetas: