La gasolina rompe la barrera de los dos euros por litro en España tras encarecerse más de un 36% en un año

El estallido de la guerra en Ucrania y las sanciones económicas impuestas a Rusia han disparado el precio de los combustibles a su máximo histórico. A pesar de que esta escalada de precios empezó a principios de 2021 -con el aumento de la demanda que trajo consigo la recuperación económica tras el confinamiento- la contienda ha agravado esta situación provocando un aumento más desmesurado. Desde que empezó la invasión el pasado 24 de febrero, la gasolina se ha encarecido un 10,8% y el diésel, un 14,6%. Una subida que viene impulsada, en parte, por el alza del precio del crudo en los mercados internacionales, que ya cotiza en torno a 120 dólares por barril, de acuerdo a la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP).


De esta manera, llenar el depósito en España es hoy un 36,58%más caro que hace un año, cuando el litro de gasolina sin plomo registraba 1,265 euros y hoy marca 1,412 euros el litro. Y lo mismo ocurre con el diésel, cuando en marzo de 2021 el precio rondaba el 1,25 euros el litro y esta semana alcanzaba los 1,700 euros el litro. Repostar es cada vez más costoso para los conductores españoles, que no dejan de sufrir las consecuencias de esta subida exponencial y sin frenos de los carburantes. Incluso, alguno ya ha visto cómo la gasolina superaba durante la jornada del miércoles 9 de marzo, la barrera psicológica de los dos euros el litro. En total, han sido once las gasolineras que marcaban esta cifra en sus letreros, según los datos publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que ha recopilado este periódico. Todas estas estaciones están repartidas por Galicia, Asturias, Gerona, León, Sevilla y Pontevedra. De hecho, en una gasolinera de la localidad coruñesa de Castriz, la gasolina sin plomo 95 alcanzaba el precio de los 2,109 euros el litro. Sin embargo, existen otras 40 estaciones ubicadas por todo el territorio español que sitúan ya en los 1,99 euros el litro de gasolina 95, rozando los fatídicos dos euros.

Esta tendencia alcista afecta a la mayor parte de los turismos españoles ya que es la gasolina 95 el combustible que registra, junto con el diésel, las tarifas más bajas. Además, desde Repsol explican que este tipo de carburante sin plomo es el más recomendado para vehículos convencionales porque ayuda a reducir el consumo y emite menos partículas contaminantes. En el caso del diésel, son 6 las gasolineras las que registran precios superiores a los dos euros: la más cara, la estación situada en el kilómetro 9 de la M222, en la localidad madrileña de Estremera, donde el miércoles registraba los 2,059 euros el litro. Las cinco restantes se encuentran en Albacete, Huelva, Gerona, Alicante y Zaragoza.https://unidad-editorial-enterprise.carto.com/u/elmundodata/builder/3e75203b-ebc1-4e63-b6f6-9b34d0edf072/embed

A pesar de que el precio de los carburantes depende de cada gasolinera, también es significativa la comunidad autónoma donde se llene el depósito. De esta manera, las autonomías en las autonomías en las que más se ha encarecido tanto la gasolina como el diésel han sido Cantabria, Murcia, Aragón y los dos archipiélagos. Además de las dos ciudades autónomas, que han experimentado una variación superior al 15% desde enero de 2021, cuando se empieza a reflejar esta escalada de precios. En el caso del diésel, fue Andalucía la comunidad autónoma que experimentó el mayor encarecimiento, con una variación del 20% en los últimos 18 meses.

Otra de las grandes subidas se ha dado en la gasolina 98, generalmente más costosa. Para los conductores de vehículos que requieren este tipo de carburante, les resulta más complicado encontrar gasolineras donde repostar a un precio inferior a los dos euros y es que en total 1.697 de las 11.561 estaciones que hay repartidas por el país el precio del carburante alcanzaba e incluso superaba este miércoles los dos euros, la mayoría de ellas en Madrid y Barcelona, aunque la más cara ha sido una ubicada en Bembibre, en la provincia de León, donde marcaba los 2,250 euros el litro.

La subida de los carburantes se suma al aumento de los precios de la luz y el gas, también disparados desde hace meses y que la nueva situación causada por la contienda no parece que vaya a cambiar. Los precios siguen marcando máximos históricos y también los encontramos en la alternativa al diésel y la gasolina como es el gas. Los coches híbridos y los híbridos enchufables también están registrando importantes subidas en sus precios. De esta manera, los coches que funcionan con Gas licuado del petróleo (GLP) como son los taxis entre otros y los que usan gas natural comprimido (GNC) han experimentado subidas de casi un euro el litro en el último año.

Fuente: elmundo.es (10/03/22) pixabay.com

Sobre Tarraco 4360 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona