Las claves sobre el desabastecimiento de gasolina en el Reino Unido

El Brexit ha sumido en el caos a Reino Unido. A la falta de frutas o alimentos en los supermercados se une ahora la ‘crisis del combustible’. Desde hace días, Reino Unido está desabastecido de combustible por la falta de conductores de camiones. La situación es tan compleja que muchas gasolineras ya han colgado el cartel de «no hay gasolina». La situación ya ha dejado episodios de violencia en las gasolineras y el Gobierno ha preparado un plan de actuación en caso de que la crisis se agrave. Estas son las claves de una crisis sin precedentes.

Requisitos tras el Brexit

Los camioneros abandonaron el Reino Unido tras las medidas instauradas a causa del Brexit, algo que recrudeció aún más la situación porque los requisitos para trabajar en el país se endurecieron. Ante esto, el primer ministro decidió ofrecer visados temporales a los camioneros comunitarios, pero los conductores se han negado a trabajar para cubrir la ruta con el Reino Unido.

Insuficientes visados temporales

Ante el pánico derivado de la situación, el Gobierno británico ha dado luz verde a 5.000 visas temporales de trabajo con una extensión de tres meses para los camioneros europeos. Pero esta medida no es suficiente ya que se necesitan unas 100.000, veinte veces más, para rescatar a un sector en crisis.

La situación es tan grave que incluso el primer ministro, Boris Johnson, ha planteado usar a los militares para que se pongan detrás del volante de los camiones cisterna si fuese necesario.

Los camioneros comunitarios no ayudarán

Asimismo, y como declaró ayer uno de los sindicatos más grandes del sector, los camioneros comunitarios han decidido que no ayudarán al Reino Unido a mejorar la situación. Así lo explicó en un programa de la BBC Edwin Atema, jefe de investigación de la FNV Union, que representa a conductores de vehículos pesados de la UE y Europa. Ateta fue claro: «Los trabajadores de la UE con los que hemos hablado no irán al Reino Unido para obtener un visado a corto plazo para ayudarlos a salir de la mierda que ellos mismos crearon».

Surtidores vacíos por falta de mano de obra

Al no haber camioneros suficientes, la gasolina no llega de las refinerías hasta las estaciones de servicio. Por ello, este fin de semana los ciudadnos han tenido que esperar colas interminables en las gasolineras. La situación se ha descontrolado tanto que algunos británicos, incluso, intentaban llenar de combustible hasta sus propias botellas de plástico. A la desesperación también se ha unido la violencia, llegando incluso a darse enfrentamientos entre los propios conductores, algunos con navaja.

Esta inédita situación de desabastecimiento ha hecho que el gobierno haya puesto un límite a la gasolina que cada persona puede comprar. Los ciudadanos británicos solo tienen permitido repostar un máximo de 30 libras en las gasolineras del país.

Fuente: abc.es (29/9/21) pixbay.com

Etiquetas: