Llevar la música alta cerca de hospitales y otras multas ignoradas de hasta 2.400 euros

Cuando uno recibe una sanción, aunque intente elaborar un rápido compendio de excusas, sabe cuál puede ser el motivo. Pero en ocasiones, somos objeto de multas que no conocíamos. Acierto.com ha recopilado algunas de ellas, como pasar con la música a todo volumen en el coche cerca de una zona de descanso o en las inmediaciones de un hospital. Esto supondría una sanción de hasta 2.400 euros, que seguro dejaría en ‘mute’ al infractor durante un buen tiempo.

Es habitual ver vehículos aparcados con el cartel de ‘se vende’, como si la calle fuera un concesionario portátil. Dependiendo del municipio, la multa media por esta práctica es de 80 euros. Por encima está el importe por no llevar correctamente a tu mascota: entre 100 y 200 euros. El 32% de los conductores españoles prefiere dejarla suelta por el interior del vehículo y el 25% reconoce haberse distraído por su culpa.

Otros 200 euros para los que no llevan a los niños en una sillita homologada. A pesar de lo temerario de este comportamiento, hasta 1,2 millones de padres no la usan siempre. El compendio elaborado por Acierto.com recoge que dar un frenazo temerario o excesivamente brusco puede costar hasta 500 euros y seis puntos.

Pero es la sanción por poner la música a todo volumen en una zona de descanso o cerca de un hospital la más alta de las mencionadas: 2.400 euros por molestar y no dejar dormir a los vecinos y enfermos. En relación con la música, otra multa, de 200 euros, para los ciclistas que circulan escuchando música a través de los auriculares. Según cifras de la Policía Local de Madrid, el 80% de los que van en bicicleta lo ha hecho alguna vez. Además, hasta el 40% ignora la normativa que le afecta y no sabe cuándo debe usar el caso de modo obligatorio.

No se libra nadie en esta lista. Tampoco los peatones. El 75% reconoce que no cruza por los pasos habilitados, lo que acarrea una multa de entre 80 y 200 euros. Casi el 40% afirma caminar con la vista en el móvil, algo que lleva a cometer infracciones como atravesar la calzada sin causa justificada, o excesivamente despacio, que está penado con 80 euros. Si además esto provoca un accidente de tráfico o se descubre que el peatón está bajo los efectos del alcohol y las drogas, las multas pueden ser de hasta 1.000 euros.

Fuente: Elmundo.es (26/3/18) Pixabay.com