Los alumnos del colegio embargado podrán acabar el curso en él

Los alumnos del colegio privado Santa Illa, en el distrito madrileño de Chamartín, afectados por el cierre del centro por un embargo judicial contraida a la Seguridad Social, podrán seguir sin problemas este curso en el mismo centro.

Así lo han acordado este mismo jueves la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y la consejera de Educación madrileña, Lucía Figar, tras una conversación que han mantenido ambas, por lo que se va a permitir que el centro continúe lo que resta de curso, según ha informado un portavoz de la consejería.

Según las mismas fuentes, los responsables de la Dirección Territorial de ese departamento ya se habían reunido con los padres de los alumnos para ofrecer su colaboración y plazas en colegios de la zona dependientes de la Consejería que les pudieran interesar.

En el colegio Santa Illa hay entre 150 y 200 niños, bilingüe y con un precio de unos 400 euros mensuales sin comedor e imparte los cuatro niveles de enseñanza: infantil, primaria, secundaria y bachillerato. Desde los tres hasta los 17 años.

Según el portavoz de la Consejería, el asunto está en el ámbito judicial, por lo que el departamento no se plantea por el momento otra actuación al margen de garantizar la escolarización de los estudiantes afectados.

Fuente: El Mundo (24/2/2012)