Los camioneros piden a Competencia «atajar» las situaciones de dominio que se dan en el sector

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (Conetrans), Ovidio de la Roza, ha solicitado a la Comisión Nacional de Competencia (CNC) que «investigue y ataje» las situaciones de «absoluto dominio» que considera que se están registrando en el sector.

En una carta dirigida a las administraciones y operadores del sector, denuncia que estas situaciones de dominio «por parte de determinados operadores de transporte y no pocos cargadores son las que están destrozando las reglas del mercado y de las buenas prácticas».

De la Roza considera que Competencia «yerra el tiro» en una actuación «cuando menos equivocada o mal enfocada», en relación a la multa que este organismo impuso a Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) y a la Federación Catalana de Transportes de Barcelona (Transcalit) por una recomendación de precios colectiva.  Imposible pactar En opinión del presidente de Conetrans, los transportistas o sus asociaciones «jamás han concertado precios, «entre otros motivos porque resulta prácticamente imposible pactar nada que no sea a la baja en cuestión de precios con los clientes o los operadores».

En este sentido, en su carta denuncia los «tiburones» que están entrando en el sector, «los denominados operadores de transporte». Según indica, ofrecen «espectaculares y temerarias bajadas de unos precios ya de por sí depauperados a causa de la crisis».
«Se trata de operadores que ni siquiera cuentan con un sólo camión. Se limitan a subcontratar las cargas conseguidas a la parte más débil del transporte, a los autónomos y a las pequeñas empresas, que llevados por la desesperación no pueden sino aceptar sus humillantes condiciones», explica De la Roza.

Según asegura, todo ello, además del rechazo de los cargadores a negociar «asuntos transcendentales» como la cláusula de revisión de precios o los plazos de pago, está llevando al sector a una situación «extrema».

Por ello, el presidente de la patronal del sector llama a las administraciones públicas a «instaurar una normativa y una inspección eficaces contra las malas prácticas y los abusos».

Fuente: Eleconomista.es (3/4/13)