Los robots embarcan en los cruceros 2.0

Quantum of the SeasLos cruceros modernos poco se parecen ya a los de la serie Vacaciones en el mar. Empezando por la pulsera inteligente que se entrega al embarcar, que servirá de llave del camarote y de monedero para los gastos de a bordo, y acabando por los varios aparatos de alta tecnología que salpican el navío. Las reservas de masajes o restaurantes se hacen a través de una app que recuerda nuestras preferencias para hacernos ofertas de actividades o servicios al día siguiente. Por supuesto, la conexión wifi de alta velocidad, algo inédito hasta ahora en los cruceros, estará garantizada desde cualquier punto del navío.

El Quantum of the Seas, el primero de los tres buques gemelos que compondrán la nueva generación de Royal Caribbean y que visitó Inglaterra la semana pasada, pretende ser un salto cualitativo en cuanto a equipamiento y prestaciones. Destaca el espacio Two70, un gran bar con una altura de tres cubiertas (de un total de 16) situado en popa y con una gran cristalera desde la que contemplar puestas de sol… o bosques a todo detalle. Y es que los ventanales cuentan con un innovador sistema que convierte el cristal en una enorme pantalla interactiva pensada para complementar los espectáculos ahí representados todas las noches.

Otra de sus instalaciones más llamativas es un bar automático en el que dos brazos robóticos preparan con precisión los cócteles que los clientes ordenen previamente desde una aplicación especial. Quienes no logren embarcar en un camarote con terraza (solo dan al interior 375 de las 2.090 dependencias) pueden consolarse con otra de las innovaciones que incorpora el buque: los llamados balcones virtuales, que ofrecen vistas en tiempo real del mar y de los destinos a los que se está llegando a través de pantallas que hacen las veces de ventana.

Una grúa/mirador capaz de elevarse hasta los 90 metros de altura, especialmente indicada para cuando el barco arriba a alguna ciudad monumental, y un simulador de paracaidismo (un ventilador gigante sobre el que los interesados pueden flotar con la ayuda de un monitor) completan la oferta intensiva en tecnología. No podían faltar la sala de fitness, un rocódromo, varias piscinas y un teatro, además de coches de choque y una pista de patinaje.

Otra de las novedades de este barco, cuyo viaje inaugural zarpará de Nueva York el 23 de noviembre (recorrerá las Bahamas, el Caribe Oriental y el Caribe Sur en viajes de 8 a 11 noches), es lo que en Royal Caribbean llaman dynamic dinning. En vez de contar con el tradicional restaurante gratuito de bufé libre y varios con recargo, el Quantumpresenta cinco establecimientos diferenciados (cocina americana, asiática y europea) al que se suman otros siete que sí se pagan aparte. Entre ellos, destaca Jamie’s Italian, a cargo del conocido chef británico Jamie Oliver.

Fuente: Cincodias.com (7/11/14)