Módulos 2022, así queda el modelo tras la prórroga de Hacienda y qué podemos esperar para 2023

Hay muchos autónomos y pequeñas empresas que utilizan el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido, para ajustar sus cuentas con la Agencia Tributaria. Por eso vamos a hacer un repaso al sistema de módulos 2022, Módulos 2022, así queda el modelo tras la prórroga de Hacienda y qué podemos esperar para 2023.

Porque hay que recordar que en 2015 se estableció un régimen transitorio de este método de estimación objetiva, según el cuál se concedían dos años de prórroga antes de rebajar los límites por la que una buena parte de las empresas y autónomos que ahora se pueden a modelo quedarían fuera. De esta forma tenían dos años para adaptarse.

Lo cierto es que siete años después, en 2022 van a seguir sin aplicarse dicha rebaja de límites haciendo que la transición de dos años se convierta en indefinida, al menos por el momento. Y no sabemos si se aplicará tal y como se definió en su momento o quedará dentro de la gran reforma fiscal que está por llegar, pero que también queda aplazada por la crisis del COVID.

A principios de diciembre de este año, tal y como se esperaba por otra parte, el Gobierno confirmó que se prorrogaba un año más los límites actuales del sistema de módulos. Y tal y como está la cosa dudo mucho que se llegue a aplicar en algún momento. Según el BOE:

En relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se mantienen para el ejercicio 2022 la cuantía de los signos, índices o módulos, así como las instrucciones de aplicación. Asimismo, se mantiene la reducción del 5 por ciento sobre el rendimiento neto de módulos derivada de los acuerdos alcanzados en la Mesa del Trabajo Autónomo.

Por lo que se refiere al Impuesto sobre el Valor Añadido, la presente Orden también mantiene, para 2022, los módulos, así como las instrucciones para su aplicación, aplicables en el régimen especial simplificado en el año inmediato anterior.

Tres serán los grandes inconvenientes que tendrán aquellos que queden excluidos de este método de cálculo para los impuestos si se reducen los límites en 2023. Por un lado,

  • Más impuestos porque la mayoría de los que están bajo este régimen es porque es más beneficioso para ellos y todos saben que acabarán pagando más si los límites se rebajan y quedan fuera.
  • Más complejidad y obligaciones formales
  • No hay periodo de transición, porque al alargarse indefinidamente casi ninguna habrá hecho previsiones para poder adaptarse sin sufrir consecuencias a corto plazo o si en su momento las hicieron es muy posible que la crisis del COVID haya cambiado su balance financiero totalmente.

La realidad es que es un modelo de tributación que todo el mundo reconoce que ha quedado obsoleto en pleno siglo XXI, poco eficiente y además injusto. Pero la realidad es tozuda y es muy complicado cambiar o limitar el número de empresas que se pueden acoger al mismo. Y dudo que en 2023, año electoral, se implante una medida de este tipo, por lo que posiblemente, al menos haya uno o dos años más de prórroga.

Fuente: pymesyautonomos.com (20/12/21) pixabay.com

Sobre Tarraco 4360 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona