Niño Becerra: «España no es Austria, su modelo supondría el empobrecimiento del trabajador»

austriaEl catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull, Santiago Niño Becerra, cree que aplicar el modelo austríaco en España sería empobrecer al trabajador y no fomentará la contratación indefinida.

El modelo austriaco, que se lleva aplicando en Austria desde 2003 tiene como bandera el contrato único, eliminando así la dualidad legal entre trabajador fijo y temporal. Además, se produce una transformación de las indemnizaciones por despido en un seguro privado de los trabajadores, lo que libera al empresario de pagar indemnización en el momento del despido. A cambio, éste tiene la obligación legal de aportar por cada uno de los trabajadores de su empresa un 1,53% de su salario bruto.

En este modelo, el empresario realiza los pagos a una caja de prevención laboral o fondo de previsión de los trabajadores y éstos invierten estas cantidades en el mercado de capitales. En suma, se trataría de sustituir las indemnizaciones por despido por un fondo de capitalización con el trabajador como titular del mismo.

Becerra explica en La Carta de la Bolsa, que «aplicar en España ese modelo supone el empobrecimiento del trabajador porque su salario efectivo: el que se lleva al bolsillo, bajará. Si se le despide contará de forma segura, al menos, con unos días de indemnización: unos días que él ya habrá pagado».

Para el catedrático catalán implantar este modelo en España impondría un ahorro forzoso para el trabajador «a fin de financiar parte de una indemnización suponiendo que el despido puede producirse: algo muy probable en España y poco probable en Austria».

Y es que, Becerra sostiene que existen grandes diferencias entre España y Austria: «Ni el modelo productivo austríaco es el español ni la estructura del PIB de Austria es la de España. Por eso, este economista cree que extrapolar los marcos de regulación del mercado laboral de un país a otro no es algo conveniente.

Fuente: Eleconomista.es (14/12/14)