¿Qué aerolíneas mandan en cada uno de los aeropuertos de España?

Ryanair sigue siendo de lejos la mayor aerolínea del mercado español.

grandes compañías aeropuerto por aeropuerto

A pesar de sufrir en un mal 2013 su primera caída de pasajeros en más de una década, el gigante low cost es la principal compañía en 17 de los aeropuertos españoles (casi el 40% del total de la red de Aena). Vueling, en pleno proceso de expansión, es líder en cinco aeropuertos y la antaño todopoderosa Iberia ya sólo es la mayor aerolínea en dos (pero uno de ellos es Barajas, que sigue siendo el de más tráfico del país).

En el año en que el turismo batirá todos sus récords (más de 60 millones de llegadas de extranjeros, 45.000 millones de ingresos turísticos…), el sector de la aviación comercial sigue encallado en su crisis. Los aeropuertos volvieron a perder pasajeros porque el boom de turistas internacionales no ha sido suficiente para compensar el desplome de la demanda de los clientes españoles. El resultado: los aeropuertos del país recortaron su tráfico de viajeros un 3,5%, con 187,3 millones, y 2013 se convierte así en el segundo año consecutivo de pérdida de pasajeros.

Ryanair -el gigante del bajo coste que siempre iba a contracorriente en los malos momentos, que seguía creciendo mientras sus rivales sufrían, que batía récord de beneficios cuando los resultados del resto del sector se tambaleaban- también hincó la rodilla en España en 2013. La aerolínea low cost sufrió el año pasado su primera caída de pasajeros en más de una década, con 1,5 millones de viajeros menos en el mercado español en sólo un año.

Y pese a este primer traspié, Ryanair sigue siendo con holgura la mayor aerolínea de España. Lo es a mucha distancia de sus rivales más directos: la irlandesa transportó 27,46 millones de pasajeros, un 5% menos; muy por delante de los casi 16 millones de viajeros de Vueling, que, sin embargo, le come aceleradamente el terreno con un fuerte incremento del 16% de su tráfico en el mercado nacional el año pasado.

Radiografía del sector aéreo en España (Expansion.com)

Un líder irlandés para España

El cliente se entregó hace tiempo al bajo coste y el dominio de Ryanair en España aún es sólido, tanto en términos absolutos como por su fuerte posición en cada uno de los aeropuertos a los que vuela. Y es que Ryanair consiguió cerrar 2013 siendo la compañía con mayor número de pasajeros en 17 aeropuertos españoles, un 38% del total de la red de Aena y tres de cada cuatro de los aeródromos a los que actualmente la aerolínea vuela en España (la compañía opera en 23 destinos nacionales).

Las grandes aerolíneas de España en 2013 Ryanair es así la principal aerolínea en el 75% de los aeropuertos en los que opera, y en los que no es líder está presente en casi todos los casos entre las cinco mayores aerolíneas. Y eso, a pesar de haber perdido pasajeros durante 2013 en la mayoría de los destinos a los que vuela y a que en Madrid-Barajas haya sufrido un auténtico desplome (casi 1,3 millones de viajeros menos, una auténtica sangría). En cualquier caso, los casos más llamativos de su dominio siguen siendo Girona, donde controla el 90% del total del tráfico de pasajeros; Santander, con algo más del 80%; Zaragoza, Valladolid, Reus o Murcia, con entre el 50 y el 60% de los viajeros… La compañía se estrenó en 2013 como principal aerolínea en Gran Canaria y Jerez de la Frontera, y no perdió ninguna de las plazas que lideraba ya el año anterior.

El órdago a Aena y la nueva apuesta por España

El frenazo (relativo) de Ryanair en el mercado español tiene, en cualquier caso, una serie de matices que aparentemente lo hacen reversible a corto plazo. La compañía sufrió la caída general de la demanda en el país, sí; vio cómo sus rivales (singularmente Vueling, y en mucha menor medida Iberia Express) le comían terreno, sí; pero el descenso del tráfico es consecuencia muy fundamentalmente de la decisión de la propia Ryanair de reducir su actividad en España tras la subida de tasas aeroportuarias decretada por Aena en 2012.

Ryanair empezó ya en 2012 a cerrar algunas rutas y a recortar frecuencias en otras conexiones en respuesta al alza de las tasas, que afectó a todos los aeropuertos, pero que fue especialmente gravosa en los de Madrid y Barcelona. Sin embargo, tras ese repliegue voluntario, la aerolínea ya ha anunciado que aumentará ya este mes las frecuencias de varias rutas en Barajas y El Prat, que lanzará más vuelos en Sevilla y que tiene previsto crear nuevas rutas desde varios aeropuertos españoles con destino a Reino Unido y Holanda. Es más que previsible que este nuevo impulso a su apuesta por España, uno de los grandes mercados para la compañía, se traduzca en un incremento de sus pasajeros en 2014 tras un año de parón.

Los planes de Ryanair para rearmarse en España coinciden además con el lavado de cara que trata de aplicarse la compañía para ganar de nuevo el favor de algunos clientes que se habían cansado ya del mal servicio que recibían en sus vuelos. La aerolínea se encuentra en plena reinvención de su modelo y está poniendo patas arriba su servicio a bordo y su política comercial para detener la pérdida de cuota de mercado. Ryanair ha escuchado las grandes quejas de sus pasajeros y a partir de ahora dejará llevar un segundo bulto como equipaje de mano, aplica rebajas a los suplementos de facturación o por imprimir la tarjeta de embarque, empezará a asignar asientos a sus usuarios…

Vueling, segundo de lujo

Vueling confirmó el año pasado su vitola de segunda gran aerolínea del país. La compañía catalana, ahora integrada el holding IAG tras su absorción vía opa, acumuló 15,9 millones de pasajeros en 2013, disparando sus cifras un 16%.

Vueling, embarcada en un ambicioso plan de expansión, es la única compañía que parece capaz de plantar cara a medio plazo a Ryanair… pero de lejos. Vueling es la principal compañía en cinco aeropuertos españoles (Barcelona, Bilbao, Menorca, A Coruña y Granada), frente a los 17 en que domina la irlandesa. Sin embargo, mientras que Ryanair ha perdido tráfico en la mayoría de sus destinos españoles, la compañía catalana vive un momento dulce y aumenta su cifra de pasajeros en casi todos los aeropuertos en que opera. Vueling sigue teniendo en Barcelona-El Prat su gran feudo: en el segundo mayor aeropuerto de Aena, la compañía dirigida por Álex Cruz concentra un tercio de todos los viajeros (más de 12 millones de los 35 millones de pasajeros que tuvo El Prat en 2013) y el triple que su más inmediato rival, que es precisamente Ryanair.

Iberia sigue perdiendo poder

La antaño todopoderosa Iberia sigue perdiendo rápidamente terreno en el mercado español. Lo venía haciendo ya en los últimos años por la competencia (y el éxito) de sus rivales  low cost y del AVE, pero la sangría se ha acelerado con la cesión de la mayoría de sus rutas domésticas y europeas a su filial de bajo coste Iberia Express. La antigua compañía de bandera vio cómo se hundía su cifra de pasajeros en España un 29%, hasta los 10,8 millones (el desplome se traduce en la pérdida de más de 4,3 millones de clientes). Un retroceso que también se manifiesta en la pérdida del dominio en algunos aeropuertos: ahora ya sólo es líder en el gigante (venido a menos) de Madrid-Barajas y el mediano aeropuerto a lo sumo mediano de Asturias. Iberia dejó en 2013 de ser la principal compañía en Asturias y en Jerez de la Frontera.

El rápido crecimiento de Iberia Express no sirve para compensar esa sangría. La filial low cost dispara sus cifras en el que fue su primer ejercicio completo (la compañía inició sus vuelos en marzo de 2012) y consigue incrementar un 46% sus pasajeros, hasta los 3,2 millones (un millón más que en el ejercicio anterior). En este periodo, Express ha conseguido encaramarse como principal aerolínea del aeropuerto de Vigo, arrebatando el puesto de cabeza a Air Europa. Por su parte, Air Nostrum, franquiciada de Iberia para vuelos regionales y en un momento de turbulencias corporativas, es la mayor compañía en siete aeropuertos de poco tráfico de viajeros (Almería, Burgos, León, Logroño, Melilla, Pamplona, Salamanca y San Sebastián).

NOTA: En el gráfico no aparecen siete de las instalaciones gestionadas por Aena: dos helipuertos (Algeciras y Ceuta), una base aérea (Madrid-Torrejón) y cuatro aeropuertos destinados casi en exclusiva a aviación ejecutiva y/o deportiva o con escasísimo tráfico de pasajeros (Son Bonet-Mallorca, Madrid-Cuatro Vientos, Huesca-Pirineos y Sabadell).

Fuente: Expansion.com (17/1/14)