El rascacielos para millonarios de San Francisco es una ruina

millennium-towerEl valor de sus viviendas se ha desplomado después de que sus cimientos se hayan hundido 40 centímetros y se haya inclinado 5 centímetros al noroeste

«La razón por la que decimos que (los apartamentos) no cuestan nada es porque nadie quiere comprarlos, por lo que su valor en el mercado es cero»

El edificio Millenium Tower, conocido como el rascacielos para millonarios de San Francisco, de 58 plantas y 197 metros de altura, está resultando una pesadilla para quienes compraron un apartamento en este lujoso bloque -principalmente residencial-, como informa la edición on line del diario The Guardian. Lleva camino de ser la Torre de Pisa de EEUU.

Los fabulosos equipamientos del inmueble, que incluyen una bodega, piscina interior, gimnasio de fitness o una sala privada para cenas no compensan el grave problema que la torre está experimentando: el hundimiento de sus cimientos y una incipiente inclinación hacia el noroeste. Desde que se finalizó la construcción de la torre en 2009, cuyo proyecto costó unos 320 millones de euros, el edificio ha perdido 40,64 centímetros de altura y se ha inclinado 5,08.

Todos los edificios se hunden un poco una vez terminados, como señalan los entendidos, pero la previsión para Millenium Tower era de que bajara entre 10,16 y 15,24 centímetros a lo largo de su existencia.

«Es algo que no tiene precedentes», declaraba a The Guardian uno de los abogados que representa a los residentes de Millenium Tower. «He llevado casos relacionados con el hundimiento de edificios durante 30 años y nunca había visto nada igual. Lo único que se acerca es la torre inclinada de Pisa».

La falla de San Andrés

La explicación de esta situación podrá estar en que la ciudad de San Francisco se encuentra rodeada de fallas geológicas, la más conocida es la de San Andrés, que en 1906 provocó un terremoto que devastó la ciudad y en 1989 otro que destrozó parte de la autopista y el puente de la bahía.

Ante este panorama sísmico tan violento, la arquitectura de San Francisco se caracterizó por las construcciones bajas que no alcanzaban altas alturas. Pero al inicio de los años 2000 un grupo de promotores se propusieron volver a la arquitectura de altos edificios. A pesar de los riesgos durante un terremoto y las demandas de un grupo de ingenieros de la Universidad de Berkley que reclamaban el endurecimiento de los criterios para levantar rascacielos, los promotores siguieron adelante.

La Torre Millenium fue una de las primeras de la nueva moda de altos edificios en la ciudad. Salió a la venta justo después del desplome del mercado inmobiliario y sus 420 apartamentos fueron vendidos por cientos de millones de euros. Hasta febrero de este año 2016, un apartamento de tres dormitorios estaba tasado en ocho millones.

Rebaja de impuestos

Tras conocerse la inestabilidad del rascacielos, en agosto, el valor de las casas se ha hundido. El mismo apartamento de tres dormitorios ahora se tasa en un valor de 3,39 millones de euros. Los propietarios de 163 apartamentos han reclamado una modificación de los impuestos de propiedad que pagan de acuerdo con la devaluación de los 163 inmuebles, cuyo valor se ha reducido a un tercio de acuerdo con los registros catastrales de la ciudad.

Propietarios de 40 viviendas se quejan de que sus propiedades, valoradas entre 450.000 y 4,5 millones de euros, en realidad no tienen ese valor real porque nadie las compraría, por lo que sólo podría obtener cero, uno o dos dólares.

«Es terrible», afirma Frank Jerningan, un ingeniero de Google retirado y propietario de dos viviendas en Millenium Tower. «Un tercio de mi dinero está atrapado en estas propiedades. La razón por la que decimos que no cuestan nada es porque nadie quiere comprar estos pisos, por lo tanto su valor en el mercado es cero».

La degradación del edificio es palpable también incluso a primera vista. Ya han comenzado a aparecer grietas en el sótano como consecuencias del hundimiento e inclinación del edificio y también han comenzado las acusaciones y búsqueda de los responsables de este desastre.

Los promotores echan balones fuera

Los promotores de la torre, Millenium Partners , acusan a Transbay Joint Powers Authority (TJPA), una agencia del Gobierno que está construyendo una gran estación al lado de Millenium . Por su parte, la agencia argumenta que el inmueble empezó a hundirse antes de que ellos empezasen con las obras de la estación y culpan a los promotores.

Los promotores han publicado un informe en el que afirman que a pesar del hundimiento, el edificio sigue siendo seguro frente a los terremotos. «La resistencia del inmueble frente a los terremotos es innegable», refleja un estudio elaborado por el ingeniero de estructuras, Ronald Hamburguer. Para Jernigan es difícil hacerse una idea de lo que realmente está sucediendo. «No estamos seguros de qué pensar. Ya casi no nos creemos nada de lo que nos cuentan».

Fuente: Elmundo.es (12/10/16)