Recomendaciones para pagar menos de los 679 euros a los que toca cada contribuyente por la subida de impuestos y precios

Cada contribuyente tendrá que pagar 679 euros más por las subidas del IRPF, del IBI, de las hipotecas y de los servicios básicos, como el gas natural o el agua, según la federación de usuarios y consumidores independientes (FUCI). Para evitar pagar tanto dinero FUCI recomienda ajustar los ingresos a los gastos, aprovechar las rebajas, utilizar más el transporte público o realizar un consumo responsable de agua, electricidad y gas, entre otros consejos.

De manera desglosada y según FUCI, la subida del irpf supondrá una media anual por contribuyente de 222 euros. Las hipotecas que se revisen ahora supondrán un plus de 360 euros anuales. En cuanto a los servicios básicos, el incremento de un 0,5% en el recibo de gas natural va a suponer una media de 0,57 euros al mes. La factura del agua puede subir hasta un 60%, es decir, una media de 4 euros al mes.

Ante estas subidas la FUCI recomienda seguir unas sencillas pautas de control de gasto y ahorro:

– ajustar los ingresos a los gastos realizando una planificación de la economía familiar en función de su presupuesto.

– antes de salir a comprar realice una lista de lo que necesite e intente ceñirse a ella lo máximo posible. Si tiene que hacer alguna compra, aproveche las rebajas

– revise las condiciones de su hipoteca e intente negociar las mismas con su entidad o cambie su banco en caso de que le convenga

– utilice el transporte público y deje su coche en casa

– en alimentación, compre productos de temporada y aproveche las ofertas de los distintos establecimientos

– evaluar gastos innecesarios: tarjetas de crédito que no utilicemos o la suscripción a algún organismo o entidad que no nos reporta mucho

– realice un consumo responsable de agua, electricidad y gas

– apague las luces y otros aparatos eléctricos cuando no son necesarios y use bombillas de bajo consumo y electrodomésticos de tipo a

– no deje los electrodomésticos en modo ‘stand by’. Apagarlos desde los propios aparatos supone un importante ahorro en energía y electricidad

– modere el consumo de calefacción abrigándose más en casa y aprovechando la luz natural para calentar su vivienda durante la mañana

Fuente: http://www.fuci.es/?p=358