Reino Unido obligará a parados de larga duración a trabajar

15064605-vector--reino-unido-bandera-boton-brillanteTendrán que realizar treinta horas de trabajos comunitarios a la semana para recibir el subsidio.

Estas propuestas, que serán anunciadas hoy por Osborne durante el congreso del Partido Conservador que se celebra en la ciudad de Manchester forman parte del plan del Gobierno para reducir el gasto en los subsidios estatales.

Según este plan adelantado por fuentes del partido, el ministro quiere forzar a las personas que llevan años sin encontrar trabajo a que cumplan una serie de labores si quieren seguir cobrando un subsidio. El programa tendrá una dotación de 300 millones de libras, comenzará el próximo mes de abril y se espera que afecte a unos 200.000 desempleados.

Este nuevo plan irá dirigido a aquellos que lleven dos años en el denominado Work Programme, un plan de políticas activas de empleo introducido en junio de 2011, con colaboración público-privada y cuyo principal objetivo era reinsertar en el mercado laboral a los parados de larga duración. 30 horas a la semana Entre esas labores figuran realizar treinta horas de trabajos comunitarios a la semana, asistir a programas de formación y acudir a la agencia de empleo todos los días, de lo contrario se les retirará la ayuda durante cuatro semanas.

Según Osborne, el objetivo del Gobierno de David Cameron es combatir la cultura de «conseguir algo por nada», en referencia a las personas que viven de los subsidios estatales. «Por primera vez, a todos los desempleados que llevan tiempo sin empleo y que pueden trabajar se les requerirá que hagan algo a cambio de sus subsidios», afirmará el ministro en Manchester, según adelantan hoy los medios británicos.
«Harán trabajos muy útiles para la comunidad, preparar comida a los ancianos, recoger la basura, trabajar para una organización benéfica local», resalta.

Según el titular de Economía, el Gobierno también ayudará a aquellos desempleados que tengan problemas, por ejemplo, de adicción a las drogas o no puedan leer o escribir. «Nadie será ignorado o dejado sin ayuda. Pero nadie obtendrá algo por nada», dirá hoy Osborne en el congreso.

El desempleo en el Reino Unido está situado en el 7,7% de la fuerza laboral del país, según el último dato disponible. Desde que el actual Gobierno británico de coalición -formado por conservadores y liberaldemócratas- llegó al poder en mayo de 2010, ha aplicado un duro programa de austeridad para reducir el déficit, lo que ha incluido cambios y reducción de los distintos subsidios estatales destinados a los ciudadanos con escasos recursos.

Fuente: Eleconomista.es (30/9/13)