Salou estrena complejo dedicado al fútbol para equipos del mundo

Este fin de semana se ha puesto en marcha una nueva infraestructura deportiva en Salou. Se trata del Complex Esportiu Futbol Salou, unas instalaciones propiedad de la empresa Marsopa SL, perteneciente al grupo que dirige los campings Sangulí Salou y Cambrils Park Resort.

La puesta de largo se ha realizado con motivo de la celebración de la Mare Nostrum Cup, una competición de futbol base que ha contado con 90 equipos procedentes de todos los rincones de la geografía estatal e incluso algunos del extranjero. El torneo ha traído 2.000 personas al municipio y ha generado un impacto económico de más de 400.000 euros, según los organizadores.

Los jugadores, entrenadores, padres y familiares se albergaron en hoteles. Los packs proporcionados des de la organización tenían un coste de 220 euros por persona e incluían el viaje en autobús, alojamiento y entrada a Port Aventura. «No los hemos podido acoger en nuestros campings porque estaban llenos», afirman des de la Marsopa.

5 millones

Las instalaciones, que han costado 5 millones de euros, se encuentran en el vial de Cavet que enlaza Salou y Cambrils, en unos terrenos de 16 hectáreas. En la primera fase del proyecto se han construido seis campos (cuatro de hierba natural y dos de artificial) y los edificios adyacentes, entre los que hay vestuarios, aulas de formación, despachos o un bar.

A todo esto se le añadirán cuatro campos más, que convertirán el recinto en pionero en Cataluña, en lo que a turismo deportivo se refiere.

«La idea es que vengan equipos, tanto de aquí como de fuera, a hacer stages de preparación. Por ahora ya tenemos acordados seis equipos extranjeros que vendrán en los próximos meses», afirma Albert Viñas, director deportivo del Complex Esportiu Futbol Salou. «Estamos en contacto con clubes de toda Europa, especialmente de los países nórdicos, pero también hemos hablado con equipos de Estados Unidos, Japón… Nos movemos por los 5 continentes», añade Viñas.

Abierto todo el año

Con el complejo, Marsopa espera romper la estacionalidad del turismo. De hecho, este año tienen previsto cerrar los dos campings únicamente en noviembre y diciembre.

Para conseguirlo, otra herramienta que quieren desarrollar los impulsores es la creación de una escuela de futbol. «Queremos potenciar la educación y la formación, tanto en valores sociales como deportivos. No tenemos previsto que nuestros equipos compitan con los otros de la zona, como el Nástic, el Reus Deportiu o el Salou. Somos un complemento».

Las instalaciones están abiertas a empresas y particulares que quieran organizar un partido o un torneo y se pueden reservar a través de la web o telefónicamente.

Fuente: Diari de Tarragona (8/4/2012)

Fuente: www.futbolsalou.es