Si va a comprar casa espere, los expertos avisan de nuevas bajadas

buying house¿Ha tocado suelo el precio de la vivienda? ¿Veremos nuevas bajadas? ¿Compramos o esperamos?

«Todavía hay incertidumbre respecto a la recuperación del sector inmobiliario». Con estas declaraciones, el consejero director general de Capital Markets de CBRE España, Adolfo Ramírez-Escudero, dejaba claro que el final del túnel todavía está muy lejos, pese a que ya se ven signos positivos como un repunte en la absorción de metros.

El informe, en el que han participado unos 230 directivos de diferentes campos del sector inmobiliario, parte de un escenario en el que la construcción de nuevas viviendas seguirá en mínimos, muy lejos de las más de 600.000 casas que se construían en los años del boom. Este dato permitirá que, consecuentemente, tampoco se engorde el stock vacío que aún hay en el mercado.

Otro dato diferenciado es la entrada en activo de la Sareb, la mayor inmobiliaria del país y en la que Richard Ellis va a jugar un papel importante. Así, los datos del sector se presentan sólo unos días después de que el banco malo encargara a un consorcio de 13 firmas que valore los 145.000 activos, en una due dilligence previa a su venta y entre las que están cinco compañías de valoración inmobiliaria lideradas por CB Richard Ellis (Gesvalt, Savills, Knight Frank, Cushman&Wakefield y la propia CB Richard Ellis).

Para este año, un 67% de los encuestados cree que los precios en el mercado residencial bajarán entre un 5% y un 15%. Sólo un 9% cifra la caída de los precios en más de 20%. No obstante, también especifican que dependerá de la zona de la que se trate. En Madrid y Barcelona la opinión es que el ajuste de precios ha finalizado, según casi un 50% de los encuestados. No en vano, dicen siempre los analistas, el mercado inmobiliario va por barrios. Un axioma que subraya también el presidente de Valoraciones de CBRE España, Javier Kindelan, para quien las zonas con más stock como Cataluña y Levante tendrán ajustes de precio mayores. Mercado desigual  En el caso de Madrid, el 27% de los directivos piensa que no se producirán más ajustes, mientras que respecto a la ciudad de Barcelona los que opinan que no habrá más ajustes se sitúan en el 20%. En el otro extremo están Aragón, Canarias y Valencia, donde entre el 3% y el 1% de los entrevistados cree que no habrá bajada de precios.
Kindelan no pasa por alto los pequeños signos de recuperación del mercado. «Hace un año nadie consideraba la posibilidad de invertir en nuestro país, y ahora ha aumentado mucho, por tanto, se está viendo que hay interés en España», señala Kindelan. De hecho, se cree que los fondos oportunistas extranjeros y los family offices protagonizarán la inversión inmobiliaria en 2013, sustituyendo a inversores más activos del ámbito nacional.

Desde CBRE se confía que a medida vaya rodando la Sareb se vayan viendo «mejoras». Adolfo Ramírez-Escudero, director general de Capital Markets de CBRE España ha marcado que «hay una gran masa de capital extranjero con la opción de invertir en España».
Según su estudio, la gran apuesta del mercado será el sector oficinas, con precios imbatibles en zonas hasta ahora prohibitivas. Un ejemplo de ello es la propia consultora Richard Ellis, que ha inaugurado sede en Castellana 200, un complejo de lujo en la zona norte de Madrid. Según el estudio, uno de cada tres inversores inmobiliarios prevé invertir en oficinas en 2013.

La inversión en retail y residencial se presentan como la segunda y tercera opción con un apoyo del 22% y del 20%, respectivamente, de los encuestados. La sorpresa viene del sector hotelero, debido a las obras de rehabilitación para reconvertir y volver a poner en valor estos activos y hacerlos más competitivos: si en 2012 sólo un 9% estaba interesado en el negocio, este año el porcentaje se eleva al 14%.
Otro dato relevante es el papel que jugarán las entidades financieras, grandes protagonistas de las operaciones en 2013, por delante de las administraciones públicas y los fondos buitre. Aunque Kindelan advierte que en 2013 se verán más actuaciones de racionalización de activos por parte de las administraciones públicas, porque «es un ejercicio que tienen que hacer y cuanto antes mejor».

Fuente: Eleconomista.es (4/3/13)

Etiquetas: