S&P baja la calificación de nueve países de la zona euro: España pasa a A y Francia pierde la máxima nota

Standard & Poor´s ha rebajado la nota a nueve países de la zona euro y ha puesto en perspectiva negativa a todos excepto Alemania y Eslovaquia. El recorte a España es de dos escalones, hasta A, mientras que Francia pierde la máxima calificación crediticia.

La agencia de calificación recortó el ráting de la deuda a largo plazo de Francia (AA+/AAA), Austria (AA+/AAA), Malta (A-/A), Eslovaquia (A/A+) y Eslovenia (A/A+) en un escalón y los de España, (A/AA-), Chipre (BB/BBB-) y Portugal (BB/BBB-) en dos escalones. Las notas de Alemania (AAA), Bélgica (AA), Estonia (AA-), Finlandia (AAA), Irlanda (BBB+), Luxemburgo (AAA) y Holanda se mantienen estables. La perspectiva de todos ellos, excepto Alemania y Eslovaquia, es negativa. En el caso de España, es la cuarta vez que le rebajan la nota en los últimos tres años.

Según explica S&P en su comunicado, la decisión de aplicar una rebaja masiva a la nota a largo plazo de los países de la zona euro se debe principalmente a que las medidas económicas y políticas acordadas por los principales líderes europeos son insuficientes para hacer frente a las tensiones sistémicas a las que se enfrenta Europa. Los acuerdos de la cumbre de la Unión Europea (UE) del 9 de diciembre se basan «en un reconocimiento únicamente parcial del origen de la crisis: que las actuales turbulencias financieras se derivan ante todo de los desequilibrios fiscales en la periferia de la eurozona», señaló la agencia.

Aunque S&P considera que la respuesta de las autoridades monetarias a la crisis de deuda de la zona euro han sido “ampliamente adecuadas”, también advierte de que las medidas podrían ser insuficientes si la crisis evoluciona y va a más. Los dos principales riesgos a los que se enfrenta la zona euro, según la agencia, son un aumento del deterioro fiscal provocado por el ambiente de recesión y una mayor aversión al riesgo por parte de los inversores. Además, advierte de que ha aumentado la probabilidad de que la financiación sea más costosa para algunos países de la región. La rebaja refleja «nuestra opinión sobre el impacto de la profundización de los problemas políticos, financieros y monetarios en la eurozona», explicó.

El recorte de ratings de S&P llega un día después de que el Tesoro español protagonizara una exitosa subasta en la que colocó el doble de lo previsto. Eso sí, las consecuencias de esta bajada podrían sentirse la próxima semana, en la que el Tesoro se enfrenta a dos emisiones clave: el martes de letras a 12 y 18 meses y el jueves de bonos y obligaciones a cuatro, siete y diez años. Además, la semana que viene S&P decidirá sobre si baja el ráting del Fondo de Rescate Europeo (conocido como EFSF).

Reacciones: España toma nota de la rebaja
Horas antes de que S&P confirmara el recorte a los nueve países de la zona euro en los mercados de Europa y EEUU ya se había filtrado la noticia del recorte masivo. Durante el transcurso de la tarde Francia confirmaba la degradación de su nota y el presidente galo, Nicoas Sarkozy, convocaba a última hora de la tarde un gabinete de crisis en el Eliseo al que han acudido el primer ministro, François Fillon, y los responsables de Economía, François Baroin, y Presupuesto, Valérie Pécresse.

En España, nada más conocerse la decisión de S&P, el Gobierno presidido por Mariano Rajoy aseguró que “toma nota” de la rebaja, al tiempo que insistía en que su objetivo sigue siendo potenciar el crecimiento para que esta situación revierta en un futuro próximo». Según confirmaron fuentes del ministerio de Economía y Competitividad a la agencia Efe, el Gobierno considera que el recorte de la calificación «es una herencia del pasado, igual que otras», pero afirman que seguirán trabajando para que esta situación «revierta en un futuro próximo».

En un comunicado el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, lamentó la «inconsistente» decisión de S&P. «Después de verificar que esta vez no se trata de un accidente, lamento la decisión inconsistente de Standard & Poor’s en relación a la calificación de la nota de varios Estados miembros de la eurozona en un momento en el que el área de la moneda común está tomando medidas decisivas en todos los frentes de su respuesta anticrisis”, señaló.

Fuente: Expansión (14/01/2012)