Subida sin tregua del ‘oro líquido’: el precio del aceite de oliva se dispara un 115% desde que empezó la escalada

El precio del aceite de oliva se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los consumidores a la hora de hacer la compra en el supermercado. Con el litro rozando los 10 euros, es actualmente el producto que más está tensionando la inflación alimentaria. El bolsillo lo nota y la indignación social crece cuando se constata que en los países vecinos es mucho más barato que en España, principal productor.

Son varias las razones que están detrás de la escalada del precio en nuestro país. Principalmente, la consecución de malas cosechas, mermadas por la acuciante sequía que afecta al campo. En la última campaña apenas se han alcanzado las 663.000 toneladas, un 55% menos que el año anterior y lejos de los 1,4 millones que produce habitualmente España.

Y esta caída de producción, en un mercado altamente marcado por la oferta y la demanda, viene reflejando sus consecuencias en el precio. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el aceite de oliva se ha encarecido un 52,5% en el último año, el mayor incremento anual desde que hay registros. Es el alimento que más sube de toda la cesta de la compra.

Un vistazo a la evolución de las series históricas del INE revela que esa subida del 52,5% es la más elevada de la actual serie y la mayor desde enero de 1996, cuando se registró un incremento anual del 35,7% en la categoría de aceites comestibles (en las bases anteriores no se incluía la subclase de aceite de oliva, según aclara Estadística).

29 meses de «Rally»

Es más, entre marzo de 2021 -cuando empezó la escalada del oro líquido en tasa interanual- hasta agosto de 2023, el precio se ha disparado casi un 115% (un 114,8%, concretamente). Acumula nada menos que 29 meses de subidas interanuales ininterrumpidas.

Y el rally de precios se observa también en el gasto medio por hogar en aceite de oliva, que alcanzó los 97,7 euros anuales en 2022, frente a los 77,6 euros de 2021. Esto supone un aumento del 26%, muy superior al alza del consumo en litros, que no llega ni al 3% (de 21,5 litros por hogar en 2021 a 22,1 litros en 2022), según los datos que maneja el INE.

En consecuencia, si se mira al virgen extra (la variedad que más sube) el precio medio del litro alcanza e la actualidad los 9,67 euros, según un estudio de la asociación de consumidores Facua que compara los precios de hasta 50 marcas en ocho cadenas de supermercados.

Diferencias entre supermercados

Una de las principales conclusiones del estudio es que la diferencia de precio en el litro de aceite de oliva virgen extra alcanza hasta el 68,1% en función de la marca y el súper. Y otro dato revelador: la misma marca de este producto llega a costar hasta un 45% más depende de la cadena de supermercados donde se adquiera, una diferencia que en euros representa nada menos que cuatro por litro.

Ante este escenario, Facua reclama al Gobierno que investigue la escalada de los precios y aplique topes a los márgenes de beneficio en todas las fases de la cadena, ya que «las subidas no son únicamente consecuencia de malas cosechas de aceitunas, sino también de la especulación«, aseguran desde la asociación.

Sin embargo, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, insistió ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en que el actual «contexto de precios altos» es consecuencia de las malas campañas. Y aunque auguró que en la próxima se logrará una producción más elevada y, por tanto, cabe esperar un abaratamiento del producto, insistió en que es pronto para poder hacer una evaluación de la situación, a la espera de los datos que aporten las comunidades autónomas en octubre, así como una proyección de precios, ya que dependerán tanto de la pluviometría como de los precios que fijen los mercados internacionales de las materias primas.

Más caro que en países vecinos

El otro aspecto que estaría afectando al precio del aceite de oliva en España es, directamente, el nivel de consumo. Según los datos del Consejo Oleícola Internacional, España es el mayor consumidor de aceite de oliva, con 11,4 litros al año por persona, frente a los 7,1 litros de Italia, los 5,8 litros de Portugal o los 2,1 litros de Francia. El propio Planas aseguraba ayer que este producto forma parte no sólo de nuestra cesta de la compra, sino también de nuestra cultura, como alimento esencial de la dieta mediterránea.

Teresa Pérez Millán, directora gerente de la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español, explicaba recientemente a EL MUNDO que en España el precio está más alto que en los países vecinos porque, al consumir más producto, hay una mayor rotación en los lineales de los supermercados y los precios están más actualizados. Justificaba así que el precio en España, principal productor mundial de aceite de oliva, se sitúe muy por encima del que alcanza en Italia (8,21 euros por litro de media), en Francia (7,52 euros) o en Portugal (6,86 euros).

Fuente: elmundo.es (13/9/23) pixabay.com

Sobre Tarraco 4361 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona