Todo lo que has ganado hasta ahora ha sido para pagar impuestos

IcebergHoy 1 de julio es el día en el que los españoles de clase media empezarán a trabajar para sí mismos. Hasta ayer, los ingresos de todos los contribuyentes se han destinado a pagar a Hacienda impuestos como Seguridad Social, IRPF o IVA entre otros.

Según los datos publicados por Think Tank Civismo en un estudio relacionado con el Día de la Liberación Fiscal, un trabajador con un sueldo medio de 24.000 euros brutos al año, contribuye con 15.775 euros a la Administración, lo que se traduce en un total de 182 días de trabajo. De esta cifra, 102 días los invierte en pagar a la Seguridad Social, 38 al IRPF, 25 al IVA, 11,5 a impuestos especiales y 5,5 a otro tipo de tasas. Es decir, el Estado cuesta medio año de los ingresos de un contribuyente medio. En comparación con un empleado acomodado, existen 29 días de diferencia.

Este proyecto de investigación posiciona a España como uno de los países de la UE con las cotizaciones a la Seguridad Social más elevadas, solo superado por Finlandia y Portugal. No obstante, el salario neto mensual es de los más bajos. En comparación con Reino Unido, donde se paga un10% de impuestos, el salario neto mensual asciende a más de 2.700 euros.

El secretario de la institución, Pedro Schwartz ha apuntado que «cuando hay mucho paro, el peso de las contribuciones pasa al trabajador». Además, ha indicado que «la diferencia entre lo que gana el trabajador y los beneficios que la empresa recibe por él da lugar a que se reduzca la oferta y la demanda de empleo».

Del mismo modo, Cristina Becheret jefa de investigación de Civismo, ha señalado que «las dos últimas subidas del IVA aún no se han compensado para el trabajado medio». «Lo ideal sería que la tasa del PIB se redujera al 30 o 33%», ha añadido.

Desglosando este estudio por comunidades autónomas, Cataluña es aquella en la que más tarde se sitúa el Día de la Liberación Fiscal, produciéndose el próximo 5 de julio. En el lado opuesto encontramos a La Rioja donde los riojanos, desde el pasado 28 de junio, ya pueden disfrutar de sus nóminas libres de impuestos hasta final de año.

Los datos con respecto al año anterior mejoran ligeramente. Por primera vez en los últimos cinco años el Día de La Liberación Fiscal se adelanta en dos días, pasando del 3 al 1 de julio. Se mantienen las jornadas que el empleado trabaja para pagar los impuestos correspondientes a la Seguridad Social y al IVA. Sin embargo, disminuyen las que se invierten en el IRPF, pasando de 41 a 38.

Think Tank Civismo dispone de una calculadora online a la que cualquier trabajador puede acceder para conocer su propio Día de la Liberación en función de valores como su salario, patrimonio o gastos.

Fuente: Elmundo.es (30/6/15)