Trabajo exige a 85.000 empresas que regularicen a 240.000 empleados

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social exigirá en los próximos meses a 85.000 empresas que regularicen la situación de 238.015 trabajadores. La campaña comenzará este mes y terminará en enero de 2020, a través de cartas a las empresas, según informó ayer la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.

El número de misivas a las empresas –85.000– supone un incremento del 4% respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, el número de trabajadores –238.015– significa un incremento del 81,90%. Es decir, que cada vez son más grandes de plantilla las empresas vigiladas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. De hecho, el aviso a las empresas se debe a que la administración “ya aprecia indicios de fraude” por el resultado de los cruces de datos entre la Seguridad Social, Hacienda y los Servicios Públicos de Empleo.

La campaña, que está dentro del Plan Director por un Trabajo Digno, que el Ministerio puso en marcha en julio del año pasado, tiene dos objetivos principales. El primero, contra el fraude en la contratación temporal. Con este fin, 47.737 de las cartas o de los correos electrónicos de Trabajo a las empresas exigirán la regularización de 89.285 trabajadores, con un crecimiento del 11,2% respecto al mismo periodo del año anterior. El fraude en la contratación temporal corresponde a la práctica habitual de muchas empresas de tener a uno, o más trabajadores, cubriendo un puesto de trabajo que es indefinido. Vinculando un contrato a otro, más allá de los dos años permitidos por la legislación, o ampliable a tres, si hay acuerdo en el convenio colectivo.

Contrato a tiempo parcial

El segundo objetivo principal de la campaña de comunicaciones de Trabajo a las empresas es la regularización de 148.730 trabajadores afectados por el fraude en el contrato a tiempo parcial. Esta cifra supone un incremento cercano al 200% respecto al mismo periodo del año anterior. Con frecuencia, muchas empresas obligan a trabajar a las personas con este tipo de contrato más horas de las que recoge la jornada a tiempo parcial.

Magdalena Valerio explicó que, con todo, las empresas tendrán hasta enero de 2020 para regularizar de forma voluntaria la situación de sus trabajadores. Si eso no se produce, la Inspección visitará la compañía y aplicará la sanción que corresponda. Es decir, una multa más la obligación de hacer indefinido al trabajador. En el caso de fraude en el contrato a tiempo parcial, una multa más la ampliación del tiempo de trabajo a toda la jornada laboral, con la obligación de aplicar el salario de convenio.

Fuente: Expansion.com (10/8/19) Pixabay.com