Vender o alquilar una vivienda obligará a pagar tasas energéticas

calculadoraLos contratos celebrados a partir de junio deberán contemplar una novedad: la certificación energética.

Previsiblemente, el Consejo de Ministros aprobará hoy un Real Decreto sobre este asunto, tal como anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el debate sobre el estado de la nación, pero el sector aún espera que se retrase alguna semana más.
El precio de este certificado no está marcado sino que se regirá por el mercado. Cada técnico tendrá que valorar el trabajo en función del tipo de inmueble y del desplazamiento que le suponga.  El precio puede variar En Europa el precio varía desde Alemania, donde se pagan 550 euros por certificar un piso de 100 metros cuadrados, o Italia, donde para este mismo tipo de vivienda el precio del certificado es de 250 euros.

Esta normativa igualará a España con el resto de países de la Unión Europea, aunque está pendiente de aprobación desde el pasado enero y en un año ya se han redactado tres borradores diferentes, lo que ha generado una gran incertidumbre en el sector y el riesgo de un expediente sancionador de Bruselas.

Hace tres semanas, el Ministerio de Industria presentó un nuevo texto en el Consejo de Estado que incluye algunas modificaciones importantes, como la definición de los técnicos habilitados para suscribir uno de estos certificados (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros o ingenieros técnicos). Otros cambios relevantes pasan por diferenciar entre tres tipos de certificados de eficiencia energética según el estado del inmueble y el técnico que los suscribe. Además, esta etiqueta debe incluir recomendaciones de mejora. También se mantiene la obligación de que se incluya en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio.
Certicalia, la plataforma de certificación, considera que los cambios son positivos porque se marca una fecha concreta (1 de junio de 2013) » un plazo realista y abarcable para las administraciones».

El documento entró en el consejo de estado el pasado 31 de enero y supone el último escalón a superar antes de ser aprobado definitivamente por el Consejo de Ministros.  Si no hay cambios de última hora y se aprueba tal y como ha llegado al Consejo de Estado, en menos de cuatro meses este documento será “exigible para los contratos de compraventa o arrendamiento”. La nueva fecha del 1 de junio, supone un retraso respecto al 1 de enero que figuraba en el borrador anterior.

Esta es la principal novedad que se observa en el nuevo proyecto de real decreto modificado respecto a lo publicado el pasado mes de junio en la página web del M;inisterio de Industria. En la actualidad, el real decreto aún está en fase de revisión en el Consejo de Estado, con lo que aún pasarán semanas hasta que vuelva al ministerio de industria firmado y de éste al Consejo de Ministros para su aprobación definitiva.

El certificado energético mejorará la eficiencia energética de las viviendas

Muchos profesionales del sector inmobiliario esperan como agua de mayo este requisito que será indispensable para vender o alquilar viviendas o para cuando se haga una rehabilitación que afecte a más del 25% de un edificio con una superficie útil superior a 1.000 m2. Según la compañía Certer, se trata de una medida que definitivamente “va a concienciar al ciudadano de a pie en la importancia de tener un hogar energéticamente eficiente”. Xabier Villar y Sergio Lara, técnicos fundadores de certer, hacen hincapié en que no se trata de calificar con un color, sino de explicar cómo un inmueble eficaz puede reducir su factura eléctrica y ponen como ejemplo la sustitución de las ventanas, lo que puede reducir la factura mensual de 70 a 50 euros

Villar y Lara reconocen que el certificado energético llega con 10 años de retraso y que durante ese tiempo se podría haber disminuido la dependencia energética que tiene españa con el exterior, “aprovechando los recursos naturales de nuestro país para fomentar aun más el uso de las energías renovables en el sector inmobiliario”, añaden los fundadores de Certer.

Ricardo Carballo Rodríguez, arquitecto técnico y gerente de la empresa Planiceps, asegura que este certificado es necesario “para dejar de despilfarrar energía en españa. Es una manera de iniciar un proceso lento de ahorro energético y económico a la vez”.

Y desde la compañía Certicalia.com piensan que este real decreto es una medida imprescindible para igualarnos a europa en la lucha por la reducción de las emisiones de co2 a la atmósfera. Recuerdan que “somos el último país de la unión europea en adaptar esta normativa”.

“El hecho de que ahora vaya a ser obligatorio para las viviendas en venta o alquiler puede ayudar a crear un mercado inmobiliario de más calidad y con más transparencia. Gracias a los certificados energéticos los futuros compradores e inquilinos van a tener una valiosa información sobre su futura vivienda imposible de deducir con las fotos de un anuncio o con una visita típica al inmueble”, añade Inés García Pérez, de Certicalia.com

Fuente: Idealista.com (13/2/13) Eleconomista.es (22/2/13)