Zumba, una nueva plataforma para el negocio de la música

zumbaFrancesca María Gambelli enseña Zumba en varios gimnasios de Nueva York. Al ver que sus estudiantes se movían «como Beyoncé», compuso una canción propia. La tituló Dale, dale. La empresa Zumba Fitness LLC la incluyó en una de las compilaciones de temas que envía a sus instructores en todo el mundo.

«En pocos días, personas de 185 países cantaban mi canción, bailaban mis pasos y subían vídeos a las redes sociales», explica Gambelli. «¿Cuántos nuevos artistas pueden hacer esto sin el apoyo de un gran sello discográfico?»

Las clases de Zumba atraen a 15 millones de personas cada semana, según Zumba Fitness, la empresa que proporciona programas, formación a instructores y accesorios. Esos millones de usuarios hacen de Zumba un gigante del márketing musical al margen del sistema tradicional.

Algunos instructores son tan influyentes como los DJ de los clubes de moda. Las canciones que eligen para sus clases de las colecciones autorizadas por Zumba o producidas por el equipo musical de la empresa son éxitos seguros.

Zumba tiene registrado el uso de casi 300 canciones, el 60% son de raíz latina. Sergio Minski, director de música de Zumba, trabaja con grandes estrellas y artistas en alza para crear casi 700 canciones que se ajusten a las clases de Zumba. Alrededor del 10% de esos temas están a la venta. Se han descargado 1,7 millones de veces de la tienda de música de Apple iTunes, además de ser reproducidos en internet más de 30 millones de veces sin otra promoción que la de su uso en las clases. Es una poderosa plataforma musical que no pasa desapercibida.

Pitbull, un famoso rapero de Miami, promociona su nuevo single, Bandoleros, gracias a los instructores de Zumba. Pitbull permite que pongan su canción en las clases de manera exclusiva durante ocho semanas antes de lanzarla en la radio y en línea. Zumba también impulsó la canción Zumba, de Don Omar, y Limbo, de Daddy Yankee, a la cima de las listas latinas de Billboard, a las de ventas y al streaming.

Zumba Fitness, con sede en Hallandale, (Florida), se creó hace 15 años. El objetivo, al principio, era vender vídeos de las clases de esta disciplina ideada por el colombiano Alberto Beto Pérez. Alberto Aghion y Alberto Perlman cofundaron la empresa con él. Como ejemplo de éxito, Universal Music Group, propiedad de Vivendi, lanzó en 2012 la primera de tres compilaciones de música para Zumba. Uno de los álbumes vendió más de 500.000 copias sólo en Europa.

Fuente: Expansion.com (8/3/16)