Aprender a leer las etiquetas de las prendas

Para conservar la ropa en buen estado es indispensable lavarla y secarla adecuadamente. Para ello, es suficiente con saber leer los consejos de las etiquetas. Es básico conocer algunos símbolos para evitar que tu jersey favorito ahora tenga la talla de uno para una niña de diez años o tu ropa interior en vez de ser blanca, ahora sea azul.

Gracias a las etiquetas sabrás exactamente cómo tratar cada tejido para mantenerlo perfecto. Los símbolos se suelen presentar en el siguiente orden: lavado, emblanquecimiento, planchado, limpieza en seco, secado (en tambor). Por tanto, son 5 los símbolos que aparecen para el cuidado de la ropa. Atención: si el producto está compuesto de diferentes tejidos, decántate siempre por los tratamientos más suaves que hacen referencia a los materiales más frágiles.

A saber
Aplicable a todos los tejidos,
-evita al máximo las temperaturas elevadas.
-es mejor lavar la ropa en la lavadora que a mano siempre y cuando se indique en la etiqueta.
-no secar la ropa al sol ya que éste aja los colores y el tejido.
-es mejor utilizar productos blanqueadores que la lejía, ya que ésta ataca las fibras.
-es mejor lavar la ropa de tejido doble en seco.
 
Además
-la lana encoje con el agua caliente y se deforma cuando se cuelga.
-el algodón se plancha con facilidad, y es mejor lavarlo separado cuando es de color.
-la seda no se puede lavar con agua caliente, centrifugar ni escurrir, por lo que hay que lavarla en seco.
-nunca hay que poner a remojo, la lana, seda, tejidos que tengan piezas metálicas o el cuero.