Así se prepara el sector aéreo para su mayor reto logístico: el traslado de vacunas

El sector aéreo, uno de los que más está sufriendo el impacto de la pandemia por las restricciones a la movilidad, se está preparando para el traslado de las vacunas para el coronavirus que están ultimando los distintos laboratorios: Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

La distribución de las mismas «en el tiempo que se determine» será «en términos de volumen, el mayor reto logístico» para el sector, explica Javier Gándara, presidente de ALA, la Asociación de Líneas Aéreas, que engloba a unas 80 compañías que operan en España.

Según las expectativas iniciales, habrá que distribuir alrededor de 15.000 millones de vacunas en todo el mundo. «No ha habido retos en carga aérea a esa escala, ni siquiera cuando existía el muro de Berlín», explica Gándara.

Algunas tienen que conservarse ultracongeladas, a temperaturas inferiores a los -70 grados, otras a una temperatura constante de entre dos y ocho grados. «El sector de carga tiene mucha experiencia en traslado de medicamentos y material sanitario y, de hecho, ha sido fundamental durante esta pandemia», señala.

La conectividad, clave

La distribución dependerá de dónde se fabriquen las mismas, y se podrá combinar su traslado en avión con parte en carretera, dependiendo de los destinos. Lo más importante «será garantizar la conectividad aérea», pues una gran parte de la mercancía se traslada en las bodegas de los aviones de pasajeros.

En el caso de España, el 50% de la carga área se mueve en estos aparatos comerciales. El problema es que la oferta de vuelos se ha reducido por la caída de la demanda de viajes. Las restricciones a la movilidad y, en menor medida, el miedo a viajar han provocado que el tráfico se desplome, alrededor de un 80% a nivel global.

Muchas aerolíneas han acondicionado algunos de sus aviones de pasajeros como cargueros para poder trasladar sólo mercancía. La sitúan, además de en las bodegas, en la parte donde irían los asientos.

Dos de las vacunas tienen que ir ultracongeladas y algunas se tienen que transportar, para poderse conservar, con hielo seco. «Esto se considera como mercancía peligrosa, y la regulación sobre las mismas no permite transportar en cabina», pero sí en bodega, por lo que las vacunas que requieran de hielo seco no podrán trasladarse en cabinas de pasajeros, según explica un experto del sector.

Agilizar trámites en aduanas

El sector sí reclama, para poder hacer frente a este reto «que se garantice la conectividad, que se agilicen los trámites aduaneros, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de mercancía delicada. Aún así, «los primeros vuelos tendrán que ser chárter, con la colaboración de los gobiernos, porque no hay suficiente conexión entre los países», señalan fuentes del sector.

En cuanto a los trámites, «se tienen que adaptar a las circunstancias, porque no puede ser que llegue un avión de madrugada con vacunas y que el personal de aduanas no esté operativo hasta por la mañana, por ejemplo».

También será determinante el tiempo en el que haya que entregar las vacunas, porque los aviones que las trasladan podrían hacer escalas, y el tiempo de tránsito (que es el periodo que tardará en llegar del origen a su destino) en este caso no puede ser mayor que el de entrega.

«En función de esto se organizarán las rutas. El sector se adaptará a las necesidades de la demanda porque está perfectamente preparado para ello», explica Gándara.

Las secciones de carga de las distintas aerolíneas se preparan para ello. La división de carga aérea del grupo Air France-KLM, por ejemplo, creó un grupo de trabajo hace cuatro meses que ha elaborado un plan de acción.

En su centro de operaciones de Schiphol Pharma, en Amsterdam, han abierto un almacén de temperatura controlada de 1.118 metros cúbicos y están construyendo una cámara frigorífica adicional de 2.061.

En su centro de operaciones de Charles de Gaulle Pharma, están a punto de terminar una nueva zona de almacenamiento de temperatura controlada.

Logística en aeropuertos

«También hemos introducido soluciones híbridas y pasivas avanzadas que se utilizarán para transportar las vacunas, además de la gama completa de contenedores activos existentes. Junto con muchas otras iniciativas, también se han puesto en práctica una supervisión adicional y una gestión de intervención», señala el vicepresidente senior de Ventas y Distribución de Air France KLM Martinair Cargo GertJan Roelands .

Para Iata, la agencia internacional de transporte aéreo, el mayor desafío está en tener disponibles instalaciones de almacenamiento con temperatura controlada, la colaboración entre las partes involucradas, la conectividad y la seguridad de estos productos.

«Se están estableciendo asociaciones con muchas de las partes de la cadena logística, incluidos transportistas, empresas de transporte por carretera, proveedores de contenedores, aeropuertos, asociados de carga/logística, empresas farmacéuticas e institutos y autoridades relacionados con la salud. Estamos convencidos de que una fuerte cooperación entre los asociados será esencial para ejecutar con éxito este desafío logístico».

Fuente: elmundo.es (7/12/20) Pixabay.com

Etiquetas: