El desvío de camiones en la AP-7 será obligatorio a partir de enero de 2018

Los camiones deberán utilizar obligatoriamente más de 120 kilómetros de autopista en Cataluña a partir de enero.

Tal y como ya había adelantado cadenadesuministro.es en abril, el desvío de camiones en varios tramos de la N-340 hacia la AP-7 será obligatorio.

El acuerdo entre el Ministerio de Fomento y la Generalitat de Cataluña, que ha levantado ampollas en el sector del transporte, ha sido ratificado este lunes 4 de septiembre por los alcaldes de los 25 municipios catalanes ubicados dentro del área de influencia de la N-340.

Ahora, una vez logrado el consenso de los municipios del territorio, la medida se implantará a partir de enero de 2018, según han confirmado desde la administración catalana, desde la que aseguran que la congestión de la N-340 se debe “especialmente” al paso habitual de camiones.

La medida incluye el desvío obligatorio de vehículos pesados hacia la AP-7 entre Peñíscola y Hospitalet del Infante, separadas por 85 kilómetros de autopista, y entre Altafulla y Villafranca del Penedés, por otros 33 kilómetros.

Si bien la gratuidad de los peajes ha sido siempre una condición indispensable para el sector del transporte por carretera en caso de que el desvío fuese obligatorio, las administraciones ofrecen en estos tramos una bonificación del 42,5% para los camiones “de paso” y del 50% para los que hacen “desplazamientos locales”, señalan desde la Generalitat.

La medida estará vigente hasta los nuevos peajes catalanes a partir de enero de 2019

Sin embargo, la bonificación sí será del 100% para los vehículos ligeros que circulen entre Villafranca y Alcanar que hagan un recorrido de ida y vuelta en un plazo máximo de 24 horas.

La medida estará vigente hasta el despliegue del nuevo modelo de peajes que la Generalitat quiere implementar en el territorio a partir de enero de 2019, basado en “una tarifa plana que permitirá homogeneizar el sistema de peaje en Cataluña”.

Fuente: Cadenadesuministro.es (6/9/17) Pixabay.com