El 80% de la plantilla de Hacienda investiga solo a pequeños empresarios

«El 80% de la plantilla de Hacienda se dedica a investigar solo a pequeños empresarios», asegura tajante el portavoz del Sindicato de Ténicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinero, quien cree que la clave en la lucha contra el fraude reside en vigilar las grandes fortunas y que la Agencia Tributaria debería dedicar mas recursos humanos a este cometido.

La idea del portavoz de Gestha es repetida por todos los asesores fiscales consultados por ABC.es. En esta línea, Antonio Durán-Sindreu, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) afirma que «se persigue demasiado a los que ya declaran» y hay pocos recursos centrados en desentramar lo oculto. «Los esfuerzos no se centran en buscar fuera de los ordenadores de Hacienda», indica.

Por ello, el Gobierno se ha marcado como objetivo resolver estas carencias con el Plan de Control Tributario 2012 y espera recaudar 8.171 millones de euros solo este año. Para ello, pondrá en su punto de mira en su punto de mira a deportistas y artistas, las importaciones procedentes de Asia y las operaciones con pago en metálico de elevado importe. Sobre las nuevas medidas, el presidente de Aedaf sí destaca de forma positiva una de las ya anunciadas que consiste en recabar indicios o datos de los pisos no declarados de alquiler al cruzar datos de consumo de energía.

Cambiar la ley de las sociedades

Respecto a la investigación a las sociedades de deportistas y artistas que llevará a cabo la Agencia Tributaria, el portavoz de Gestha, José María Mollinero, reconoce que no es sencillo y apunta que «la única opción que cabe es cambiar la norma y que se tribute en el IRPF para evitar que las grandes fortunas eludan impuestos».

«Se debería mejorar la tributación del impuesto de sociedades ya que la posibilidad de deducir es excesiva. Conforme aumenta la dimensión de la empresa, disminuye el tipo del impuesto, con lo cual la carga la asumen los pequeños», resume Mollinero.

Por su parte, Juan José de los Mozos, Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) pone sobre la mesa el mismo problema acerca de la falta de medios e impuestos para los grandes y argumenta que se persigue demasiado a los pequeños contribuyentes, microempresas y pymes, y que el sistema debe instaurar unas «cuotas de distribución justas».

Límite a las operaciones en efectivo

Otro de los puntos a estudio en el plan tributario anunciado por el Ejecutivo se centra en fijar un límite a las operaciones en efectivo de las compañías. No se ha establecido la cifra concreta, pero se apunta a un techo de 3.000 euros. Para los técnicos de Hacienda «es un límite demasiado generoso» y proponen que se baje a 1.000, al igual que en otros países europeos como Italia.

«A medida que aumenta la dimensión de la empresa, disminuye el tipo del impuesto»

Arturo Casinos, presidente de la Asociación de Asesores Fiscales de la Comunitat Valenciana (Apafcv) no está de acuerdo con que se limite el importe de las transacciones ya que «las empresas están mal por la crisis y lo que les faltaba era un aumento de las comisiones y costes» Respecto a la vigilancia de artistas y deportistas, asegura que lo que hay que controlar es «que la sociedades no se deduzcan gastos que no tienen que ver con su actividad».

Casinos también apoya la idea expuesta por los demás expertos consultados: «Lo que hay que hacer es ir a perseguir más las grandes bolsas de fraude». En opinión del presidente de Apafcv, habría que «dedicar más medios humanos y concienciar al ciudadano» porque el fraude fiscal, recuerda, supone entre el 20 y el 25% del PIB.

Fuente: ABC (9/3/2012)