El BCE sube los tipos al 1,25%: así es el impacto en hipotecas y familias

El Banco Central Europeo ha subido en 75 puntos básicos los tipos de interés por segunda vez en lo que va de año (en julio subió el precio del dinero al 0,5%) y no será la última, pues se prevén más movimientos al alza en este 2022 para luchar contra una inflación que supera el 9% en la zona euro. Se trata del mayor alza de su historia. El principal efecto en la economía es un encarecimiento de las hipotecas y de la financiación pública y empresarial. Pero también tiene una consecuencia positiva y es que hará que los depósitos sean más rentables que hasta ahora.

Con este alza del precio del dinero, el tipo de interés para sus operaciones de refinanciación se situará en el 1,25%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 0,75% y la de facilidad de préstamo, el 1,50%. De esta forma, el precio del dinero se ha situado en su nivel más elevado desde 2011, cuando el BCE inició una senda de estímulos a nivel monetario que ha durado más de una década y llevó a situar los tipos de interés en terreno negativo.

¿Por qué tiene que subir los tipos de interés el BCE?

Con la subida de los tipos de interés, el BCE busca frenar la inflación, es decir, que los precios no suban a un ritmo tan acelerado como lo hacen hasta ahora y que dejen de destruir las economías familiares. En agosto el IPC cerró en el 9,1% en la zona euro, pero en España lo hizo por encima: en el 10,4%. Pero la debilidad del euro y los elevados costes de las importaciones de energía también abogan por una subida de los tipos a corto plazo. Y es que la debilidad de las divisas a medida que se deteriora la balanza de pagos de Europa no hace sino empeorar el problema, ya que tira al alza de la inflación al aumentar la factura de las importaciones, tal y como destaca Mark Nash, responsable en Jupiter AM.

En este sentido, la persistencia de la inflación llevaría a más subidas de tipos en lo que queda de año y en 2023. Según Axel Botte, estratega global de Ostrum AM, el BCE revisará sus previsiones de inflación (probablemente muy al alza) y de crecimiento (moderadamente a la baja para 2023). “Las previsiones de inflación del 2,1% para 2024 son las que más riesgo corren”, señala.

El propio BCE ha señalado en un comunicado que el Consejo de Gobierno espera incrementar los tipos de interés en las próximas reuniones para moderar la demanda y proteger frente al riesgo de un aumento persistente de las perspectivas de inflación. Su objetivo es situar la inflación en el 2%. 

Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, hace hincapié en que el problema es que la diferencia entre nivel de inflación y tipos de interés sigue siendo demasiado grande. “El miedo a que un exceso de frenada provoque una recesión e impacte en el nivel de empleo, además de encarecer más de lo deseado la deuda tanto de los estados como de empresas y familias, hace que igual estas subidas graduales no sean capaces de meter en vereda la inflación en el corto plazo. Según evolucione la inflación, seguramente veamos subidas de tipos adicionales en los próximos meses”, sostiene.   

Cómo afecta la subida en el tipo de interés hipotecario

A quien le toque solicitar una hipoteca a partir de ahora se encontrará un mercado más caro, en especial, si quiere contratar una a tipo fijo. La cuota de las hipotecas variables aumentará, ya que están referenciadas al euríbor y este indicador va ligado a las expectativas de la política monetaria del BCE.

Las hipotecas se han encarecido, en especial las de tipo fijo en plena escalada del euríbor. Por ejemplo, una de las últimas entidades que se han sumado a este movimiento es Sabadell. Su hipoteca fija tiene actualmente un tipo de interés del 2,35% (3,16% TAE) con las máximas bonificaciones (domiciliar la nómina o pensión, contratar seguros, etc.). A principios de verano, el tipo de interés bonificado se situaba en el 1,99%, mientras que a principios de año el interés se situaba en el 1,39%. En el caso de que no se cumplan los requisitos mencionados, el interés de la hipoteca escala hasta el 3,35% (3,78% TAE).

No obstante, Juan Villén recuerda que la subida de 75 puntos básicos no es suficientemente relevante como para que impacte en las solicitudes. Los bancos en las hipotecas variables hacen el cálculo de endeudamiento con un interés del 3%, así que quien pasaba el corte antes lo sigue pasando ahora. “Ningún banco nos ha dicho que vaya a cambiar los criterios de riesgo”, añade.

En el caso de la hipoteca variable, los bancos, en líneas generales, están abaratándolas para hacerlas más atractivas. El diferencial es más bajo, pero el euríbor va a seguir a la inflación. Miguel Córdoba, profesor de economía, estima que probablemente veamos llega al euríbor a un intervalo entre el 3% y el 5% en la primavera de 2023, y ahí se estabilizará, al igual que la inflación.

José Carlos Díezprofesor de Economía de la Universidad de Alcalá, recuerda que el euríbor a un año es un promedio de los tipos de interés oficiales del BCE esperados para el próximo año más una prima de riesgo. “Si el BCE sube tipos hasta el 2% el euríbor quedará próximo a ese nivel. Si el BCE mantiene excedido de liquidez el sistema el tipo de referencia será el de su facilidad de depósito que es 50 puntos básicos más bajos y no el oficial”, añade.

La mayoría de las hipotecas durante la última década han sido a tipo fijo, con lo que la subida de tipos no afecta, y aquellos con hipotecas de tipos variables anteriores a 2010 han amortizado buena parte de su deuda y la subida de tipos tendrá menor impacto.

El problema será para los que la contrataron en los últimos siete años, con el euríbor en negativo. “Estos sí que lo pueden pasar mal si contrataron a tipo variable y ajustaron demasiado la cuota mensual a sus posibilidades de renta disponible, porque les va a subir bastante”, apunta Miguel Córdoba.

En definitiva, para los hipotecados a tipo variable verán un aumento de su cuota hipotecaria en su próxima revisión anual o semestral, dependiendo de cada préstamo. La OCU estima que si el euríbor cierra septiembre en el 1,9%, esto supondría una subida de 2,392 puntos frente al mismo índice de septiembre de 2021, cuando estaba en negativo (-0,492%). Este aumento supondría un aumento de 84 euros al mes en el importe de una hipoteca de 100.000 euros; o lo que es lo mismo, pagar alrededor de 1.000 euros más al año.

Consejos si quieres cambiar de hipoteca variable a fija

Miles de hipotecados están pensando en cambiar su hipoteca variable por una fija ante la fuerte subida que está registrando el euríbor en los últimos meses. A pesar de que las hipotecas fijas se están encareciendo, todavía es un buen momento para pasarse al tipo fijo. Eso sí, conviene tener en cuenta si compensa más hacer una novación o una subrogación, mirar varias ofertas, conocer las comisiones asociadas y realizar el cambio en los primeros años de vida del préstamo para que la operación sea lo más ventajosa posible.

Aquí te dejamos algunos consejos para cambiar con éxito tu hipoteca variable a fija:

  • El mejor momento para cambiar de variable a fija es cuando los tipos de interés están bajos porque una de las principales ventajas del cambio es pagar siempre la misma cuota, por lo que interesa que dicha cuota sea lo más baja posible.
  • Elegir una novación o subrogación: en caso de novación, se trata de reformular los términos de la hipoteca con el mismo banco. En cambio, la subrogación es cambiar la hipoteca a otro banco.
  • Comparar hipotecas de otros bancos: lo más recomendable es apoyarnos en un bróker hipotecario que nos permita tener una perspectiva amplia de los distintos préstamos disponibles, así como de las diversas entidades bancarias que los ofrecen. De este modo, tendremos una visión más amplia del mercado hipotecario y podremos escoger la hipoteca que mejor se adapte a nuestras necesidades y nos permita ahorrar más dinero con el cambio de hipoteca variable a fija. Eso sí, es muy importante que el servicio sea gratuito; si no, acabaríamos pagando al bróker lo que nos ahorramos con el cambio de hipoteca.
  • Hacer el cambio durante la primera mitad de vida de la hipoteca: es cuando más intereses del préstamo se pagan. Por ejemplo, en el caso de una hipoteca variable a 30 años, lo más recomendable será convertirla en fija antes del año 15, que es cuando se pagan más intereses si nos regimos por el sistema de amortización francés.
  • Revisar las comisiones asociadas: están actualmente limitadas por la ley hipotecaria de 2019, por lo que, según sea el caso, se pagará más o menos por pasar de hipoteca variable a fija. El precio de las comisiones aparece siempre en el contrato de nuestra hipoteca y, además, también hay que tener en cuenta que hay determinadas entidades que las han suprimido. Es decir, en algunos casos, pasar de hipoteca variable a fija puede no tener ningún coste adicional asociado.

¿Quién se beneficia cuando suben los tipos de interés? ¿Y a quién perjudica?

Los expertos recuerdan que aquellas personas y empresas endeudadas, serán los más afectados por la subida de tipos. “Para los rentistas, todavía no lo han notado, porque las subidas de tipos han sido pequeñas y venimos de tipos negativos, pero si los tipos suben uno o dos puntos más, podrán empezar a recibir intereses por sus depósitos bancarios o a comprar deuda del estado con tipos positivos, por lo que recibirán de nuevo rentas de capital”, añade Miguel Córdoba.

En cuanto a las empresas endeudadas, supondrá un incremento paulatino de los costes de financiación, pero llevan años con costes muy bajos, por lo que, si sus negocios están bien orientados, no tendría por qué afectarles especialmente, y bastaría con trasladar este incremento de coste al producto final. “Otra cosa es la empresa que estaba mal y sigue estándolo, y que sólo pide préstamos de tesorería para seguir subsistiendo. En este caso, el incremento de costes puede suponer que tengan que cesar en su actividad”, sentencia Córdoba.

Cómo afecta la subida de tipos de interés a los depósitos

Fue allá por 2012 cuando el tipo medio de los depósitos a plazo cayó por primera vez por debajo del 2%. Fue el comienzo de una travesía del desierto que durante 10 años ha dejado sin alternativas a los ahorradores que históricamente confiaban su dinero a los depósitos a plazo y las cuentas remuneradas. Ahora, ambos productos empiezan a recuperar una pequeña parte del brillo perdido en un proceso que coge velocidad de la mano del Banco Central Europeo (BCE). El mercado cree que los tipos estarán en una horquilla entre el 1,5% y el 2% cuando acabe 2022, tal y como recuerda el economista José Carlos Díez.

En el plazo más habitual de 12 meses, ya hay tres entidades que ofrecen entre el 1,25% y el 1,60% TAE. Hace apenas dos meses nadie llegaba al 1%. 

Cuándo se empezarán a notar los efectos de las subidas de tipos en la inflación y el euro

Los expertos coinciden en señalar que los efectos tardarán en notarse. «Y en esta ocasión al venir de tipos negativos y subir la inflación tan rápido, tardarán más. Pero si no los hubieran subido, la inflación sería aún mayor y las familias europeas se empobrecerían aún más, especialmente las de menor renta», señala José Carlos Díez. 

Miguel Córdoba estima que los efectos se notarán probablemente en la primavera de 2023. «Europa habrá entrado en recesión, mientras que Estados Unidos estará ya saliendo de ella y habrá empezado a bajar los tipos de interés (después de subirlos notoriamente en lo que queda de año). Una vez solucionado la guerra de Ucrania, los principales países europeos habrán estabilizado sus cuentas públicas y comenzarán a salir de la recesión. Otros, como España, se habrán hundido y tendrán un enorme déficit público y un océano de deuda pública, cuyo servicio de intereses no podrán soportar los Presupuestos Generales del Estado, llevándonos en 2023 a un cambio de gobierno y en 2024 a una intervención de la Troika», sentencia.

El calendario del BCE que marca más subidas de los tipos de interés

Cada seis semanas, el Consejo de Gobierno de la institución mantiene un encuentro en el que toma decisión de política monetaria y es ahí donde se anuncia si los tipos suben, bajan o se mantienen igual. Las fechas de las próximas reuniones del BCE donde podría anunciarse más subidas de los tipos de interés son:

  • 27 de octubre de 2022.
  • 15 de diciembre de 2022.
  • 2 de febrero de 2023
  • 16 de marzo de 2023

Fuente: idealista.com (8/9/22) pixabay.com

Sobre Tarraco 4361 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona