El Corte Inglés abre una consulta médica especializada en salud y deporte

El Corte Inglés ha abierto las puertas de una clínica especializada en salud y deporte. De la mano del doctor Ángel Durántez, supone un nuevo paso en la diversificación de los grandes almacenes españoles. Destinada sobre todo a los directivos, la clínica prevé lograr unos ingresos de 3,5 millones en 2015.

Escuchar frases como «medicina preventiva proactiva» o «paradigma sanitario del siglo XXI» en una consulta médica dentro de un centro de El Corte Inglés puede resultar sorprendente para cualquier cliente de la cadena de grandes almacenes. Pero así es. En pleno eje financiero de la capital, dentro de El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, ha abierto sus puertas la Clínica del doctor Ángel Durántez. No se trata de una clínica médica convencional, sino todo lo contrario. «Esto es medicina para gente sana», recalca el galeno.

«Soy médico especializado en medicina de la Educación Física y el Deporte», explica Durántez, «pero me fui dando cuenta de que la salud y el deporte están tan estrechamente ligados que he acabado acercándome a este tipo de medicina de age management». Bajo este término anglosajón, Durántez engloba un conjunto de servicios que tratan de mejorar la condición física de sus clientes. «Hacemos un análisis exhaustivo de su estado físico, con un reconocimiento médico detallado, una antropometría o pruebas de esfuerzo, entre otras, y les proponemos desde una corrección de sus hábitos de vida, hasta un entrenamiento personalizado o un plan para que pueda llevar a cabo, si quiere, una maratón», asegura. «Depende de lo que necesite el cliente».

Porque Durántez habla de clientes, no de pacientes. Y dentro de estos, su perfil está muy definido. «Nos dirigimos, sobre todo, a personas nacidas entre 1950 y 1970 que tienen conciencia de salud». Pero no solo conciencia, también un alto nivel adquisitivo. «Sobre todo directivos con un nivel de ingresos de entre 150.000 y 600.000 euros al año». No en vano, el coste medio de las consultas es de 500 euros solo por honorarios médicos, a los que hay que añadir las pruebas médicas, los suplementos alimenticios y los planes de entrenamiento. Si se suman todos los servicios, el coste de un programa puede llegar a alcanzar los 15.000 euros.

La clínica, que sigue el modelo de la estadounidense Cenegenics, se ha abierto hueco en El Corte Inglés gracias a sus relaciones personales. «Una abogada amiga mía me comentó que El Corte Inglés estaba pensando en crear un espacio dedicado a la salud y la belleza. En 2010 le presentamos el proyecto a Dimas Gimeno sobrino de Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés le gustó y aquí estamos», asegura Durántez. Actualmente, la clínica tiene alrededor de 500 pacientes y su apertura conllevó una inversión cercana a los 400.000 euros. Si se cumplen sus previsiones, dentro de tres años podría lograr una facturación de unos 3,5 millones de euros, de los que una parte corresponderán a El Corte Inglés a través de un contrato de alquiler que conlleva una comisión sobre ventas. Ángel Durántez reconoce que su intención es abrir clínicas en otros puntos de España, como Barcelona o Marbella.

De gran almacén a centro comercial

No responde a la imagen tradicional de un gran almacén de El Corte Inglés, pero puede ser el modelo que la compañía replique en el futuro en otras ciudades. Su establecimiento en el eje financiero de Madrid trata de ser un referente para las grandes marcas del lujo. No en vano, cualquier cliente encuentra, nada más entrar, un espacio donde firmas como Louis Vuitton, Jimmy Choo, Bottega Veneta, Rolex o Suárez, entre otras, cuentan con una tienda propia que se asemeja más a un establecimiento de un centro comercial de alta gama que a un corner de una gran superficie. Un espacio destinado, en gran medida, a los turistas. Especialmente a los de origen chino. De hecho, la cartelería digital que indica la ubicación de las distintas áreas comerciales de El Corte Inglés puede leerse alternativamente en español y chino. Al margen de las grandes marcas del lujo, el centro de Nuevos Ministerios -que abarca el espacio comercial del antiguo edificio Windsor- también cuenta con un espacio de hostelería Gourmet Experience y una galería de arte.

Fuente: CincoDías.com (16/5/12)