El fin de siete cajas y sus 139 consejeros

Las siete cajas de ahorros que alumbraron el proyecto Banco Financiero y de Ahorros (BFA) hace dos años tienen los días contados. Tras la nacionalización del grupo, sus accionistas iniciales (Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, La Caja de Canarias, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja) están abocadas a convertirse en fundaciones, con lo que desaparecerán sus órganos de gobierno y su obra social tendrá que reducir drásticamente su actividad.

Con la constitución de esta alianza los órganos de control se duplicaron e incluso triplicaron. Siete cajas de ahorros, con sus correspondientes asambleas generales, con sus preceptivos consejo de administración, sus comisiones de control…, que a su vez son accionistas de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), con su consejo de administración…., que a su vez es el principal accionista de Bankia, con su consejo de administración…

La nacionalización de BFA provocará la desaparición de los consejos de Caja Madrid, Bancaja y sus cinco pequeñas socias que, en conjunto, daban asiento a 139 consejeros, la mayor parte de ellos con importantes vínculos con el mundo de la política. Exalcaldes, exdiputados autonómicos, dirigentes sindicales, presidentes de asociaciones patronales deberán dejar sus atribuciones en estos consejos, por los que llegaban a cobrar de media dietas de más de 300.000 euros al año.

La entrada del FROB en el accionariado de BFA también supondrá la supresión de las asambleas generales de las siete cajas de ahorros, que cuentan actualmente con un total de 1.121 miembros. En sus reuniones, que se producían al menos dos veces al año, se repartían dietas por asistencia que iban de los 200 euros a los 1.000 euros.

El Gobierno ya había iniciado algunos trámites para limitar esta sobreabundancia de órganos de control en el real decreto de reforma financiera aprobado el pasado mes de febrero.

Una vez que expertos independientes valoren a qué proporción del capital de BFA equivalen los 4.465 millones de euros de participaciones preferentes que se convertirán en capital, el FROB deberá proponer a los gestores que representarán al Fondo en el consejo del grupo. El número máximo de consejeros, de acuerdo con la última normativa de la materia, deberá estar entre cinco y 15 miembros.

Fuente: Cincodías.com