El motivo por el que el agua del grifo ya es gratis en los bares

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular ha entrado en vigor tras su publicación este pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Con ella, los establecimientos de hostelería estarán obligados a ofrecer agua de grifo gratuita a partir de ahora.

El objetivo es reducir el consumo de envases de un solo uso (como es el caso de las botellas) y, además, impulsar la economía circular, disminuir la huella de carbono y cumplir con los objetivos del Paquete de Economía Circular de la Unión Europea y la directiva de plásticos de un solo uso.

Desde julio de 2021 ya se establecían limitaciones a la utilización de los plásticos que se pueden usar una sola vez y se han impuesto restricciones a su introducción en el mercado. Un ejemplo es el de los cubiertos de plástico que no pueden reutilizarse, cuya venta ya está prohibida en los supermercados. Esta nueva Ley va en la misma línea.

El texto normativo deja patente que ofrecer agua gratis se convertirá desde este momento en una obligación: “En los establecimientos del sector de la hostelería y restauración se tendrá que ofrecer siempre a los consumidores, clientes o usuarios de sus servicios, la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita y complementaria a la oferta del mismo establecimiento”.

La propia Ley a su vez indica que la medida no solo afectará a la hostelería, sino también a las administraciones públicas, que “fomentarán el consumo de agua potable en sus dependencias y otros espacios públicos, mediante el uso de fuentes en condiciones que garanticen la higiene y la seguridad alimentaria o el uso de envases reutilizables, entre otros, sin perjuicio de que en los centros sanitarios se permita la comercialización en envases de un solo uso”.

Se fomentará la venta a granel

Por otro lado, desde el 1 de enero de 2023, los comercios minoristas de alimentación con una superficie de 400 metros cuadrados o más tendrán que contar con, al menos, un 20% de su área dedicada a productos sin embalaje primario, con venta a granel o a través de envases reutilizables. Además, deberán aceptar envases reutilizables (bolsas, ‘tuppers’ o botellas) de cuyo buen estado de higiene deberá responsabilizarse el usuario y en caso de no estarlo, el comerciante podrá rechazarlo.

La nueva Ley incluye también la obligación para las entidades locales de establecer la recogida separada de «al menos», papel, metales, plástico y vidrio; los biorresiduos (orgánica) antes del 30 de junio de este año en municipios de más de 5.000 habitantes y antes del 31 de diciembre de 2023 para el resto; los residuos textiles, el aceite de cocina usado y los residuos domésticos peligrosos antes del 31 de diciembre de 2024, igual que en el caso de los residuos de muebles y enseres.

Fuente: as.com (11/4/22) pixabay.com

Sobre Tarraco 4382 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona