España, a la cabeza en impuestos sobre la compra de una vivienda a nivel mundial

España tiene la fiscalidad más elevada en la compra de una vivienda de segunda mano, del 7% de media, frente a una media mundial del 3,4%, según un estudio de la auditora UHY. Además de España, el estudio también revela cómo otras economías europeas también gravan considerablemente las compras de inmuebles. Países como Francia, Italia, Austria, República Checa y Alemania imponen una tasa media del 4,5%

Recordamos que en España el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (itp) varía dependiendo de la región donde se compre la vivienda. Por ejemplo, en Andalucía, Baleares, Cantabria, Asturias o Cataluña el itp varía entre el 8% y el 10%. En Madrid a partir del año que viene el itp bajará al 6% del 7%

Así, el coste medio en impuestos a la hora de comprar una casa valorada en 2.700.000 euros está en España en el 7%, mientras que la media en los 25 países analizados por uhy fay & co está en el 3,4%. Para una casa valorada en 115.000 euros el porcentaje es el mismo mientras que en el resto de países se produce un descenso notable.

En otros países, como América del Norte, los impuestos a la compra de propiedades son mucho más bajos, por lo general se sitúan de media en el 1%. En Canadá las casas más caras están sujetas a impuestos con tipos del 1,9%.

Bernard Fay, co-presidente y socio director de uhy fay & co, señala que “desde 2010, en España las comunidades autónomas han hecho un mayor uso de su criterio para establecer el impuesto sobre actos jurídicos documentados, con el resultado de que estos han subido, especialmente en zonas con un turismo de alto poder adquisitivo donde confluyen compradores internacionales”.

“Combinado con otros requisitos fiscales , dirigidos a familias internacionales de alto poder adquisitivo, estos altos impuestos hacen que España pierda mucho atractivo justamente para ese público que ha ayudado notablemente a mantener la economía en las regiones costeras de España durante las últimas décadas. el gobierno debe estar interesado en evitar que se vayan, ya que es difícil atraerlos de nuevo”, añade Fay.

La auditora también ve relación entre los altos impuestos sobre la compra de viviendas y la escasa movilidad laboral. así, Ladislav Hornan, presidente de uhy, sostiene que “al imponer altos impuestos y costes a la compra de propiedades, los gobiernos podrían estar desalentando a las personas  a cambiar de empleos, especialmente a aquellos con familias a cargo que esperan ser propietarios”.

Fuente: Idealista.es (12/12/13)