¿Fraude de 1.000 millones? Las financieras, contra la picaresca

Los pequeños engaños crecen en número con la crisis y agravan el fraude de bandas organizadas.

Para combatirlo, la Asociación de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) ha abierto las puertas a una plataforma creada ad hoc para rastrear pistas en los datos del solicitante de un préstamo y descubrir el engaño. La herramienta la ha diseñado Confirma Sistemas, sociedad controlada por Signe y participada por un grupo de directivos, y el estadounidense Fair Isacc Corporation (Fico), el mayor proveedor mundial de plataformas de software para la gestión de riesgos.

Su operativa es simple: archiva en un repositorio la información sobre solicitudes de crédito, concedidos o no, por las entidades adheridas. Cuando un cliente quiere comprar a plazos, sus datos viajan a la plataforma, que los rastrea en búsqueda de errores e incongruencias, dando el aviso. «Si alguien solicita en un solo día cuatro o cinco préstamos, o dice que gana 3.000, cuando hace una semana eran 1.000, o facilita distintos domicilios, se genera la alerta», explica Luis Díez de Vega, director general de Confirma Sistemas.

Los golpes que más daño causan son los denominados carruseles de fraude : «Imagina -explica-un polígono industrial donde estén los cuatro o cinco concesionarios principales, llegan estas mafias, a veces con DNI comprados a vagabundos, y como no existe ninguna herramienta que les permita compartir información en tiempo real, piden un crédito en uno, a la media hora en otro… En una mañana se han pulido los cinco, cogen los coches, los venden y al final, ¡váyase a buscar al propietario del DNI!».

Para poner en marcha el sistema, la compañía estuvo negociando ocho meses con la Agencia de Protección de Datos (APD), que ha permitido incluir información de demandantes de operaciones basado en el concepto de «interés legitimo» de prevenir el fraude sin recabar previamente su consentimiento -difícilmente lo otorgaría quien pretende engañar-.

En garantía de su confidencialidad, la información está bajo la tutela de Confirma, que solo genera avisos sobre las incongruencias, sin poder la entidad acceder a la información íntegra de la operación. El servicio se otorgará a la carta y cada entidad elegirá qué datos desea vigilar y qué avisos recibir.

Abierto a bancos y ‘telecos’

El primer foco son las financieras, si bien nace abierto a los bancos y «cualquiera que venda a plazos», incluso financieras creadas por telecos para facilitar la compra de sus terminales a clientes. «Estoy seguro de que este año vamos a contar con las 15 ó 20 primeras, y cuando entren, se abrirá la compuerta porque todos desean compartir información con los grandes», confía.

La ausencia de herramientas así impide poner cifras exactas a una incidencia creciente. «¿Cuánto de la morosidad es fraude ? Muchísima, pero se mete en el mismo saco y no importaba. Sin embargo, entra en el cálculo de los coeficientes de capital por riesgo operacional. Si se evitara, el ahorro en capital sería enorme», reflexiona el ejecutivo.

Fuente: Eleconomista.es (24/2/14)