La industria sanitaria alerta de una reutilización abusiva de jeringuillas

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) advierte de que comunidades como Cantabria, Cataluña o Castilla y León fomentan una reutilización abusiva de sondas y jeringuillas para ahorrar. Esta patronal, que sufre una deuda de las comunidades autónomas por valor de 5,230 millones de euros, ha participado en el II Congreso Nacional de Heridas y Cicatrización en Madrid.

Entre las conclusiones del Congreso destaca que los hospitales españoles, tanto públicos como privados, ahorrarían un 25% al integrar el cuidado de heridas crónicas y agudas en una unidad especializada, lo que supone más de 1.100 millones de euros anuales. De esta forma, conseguirían reducir las listas de espera y aumentar el tiempo de atención por paciente.

Representantes del sector clínico y sanitario defendieron la creación de una Unidad de Heridas en cada centro hospitalario para mejorar la atención de los pacientes y, al mismo tiempo, reducir la deuda de estos centros, que suma 16.000 millones de euros en el conjunto de las comunidades autónomas.

El tratamiento de heridas complejas consume en torno al 5% del gasto sanitario español, que asciende a 90.000 millones de euros al año, incluidos los centros privados. Esto supone cifrar en unos 4.500 millones de euros los recursos económicos destinados a tratar estas lesiones, un gasto que se reduciría en un 25% con la implantación de estas unidades especializadas. A nivel individual, la aplicación de esta medida significaría rebajar en 125 los 500 euros que cuesta al día el cuidado de este tipo de pacientes.

Además, estas unidades transformarían por completo la operativa en los centros sanitarios. Uno de los cambios más notables afectaría a la estancia media de los pacientes, que se reduciría desde un máximo de 35 días a la mitad, lo que agilizaría la rotación de camas disponibles, revirtiendo en un mejor servicio público. Estas unidades también centralizarían las visitas que los usuarios realizan a especialistas.

Fuente: Expansión  (10/02/2012)