Los depósitos más rentables, solo a cambio de casarse con el banco

Dejar los ahorros en el banco durante más de dos años. Esa es la principal condición para acceder a los depósitos con mayores rentabilidades. Y es que, a excepción de unas pocas ofertas de algunas entidades extranjeras, la banca solo paga intereses por encima del 2% en las imposiciones a más largo plazo, las que superan los 24 meses.

El Banco de España permite remunerar como máximo un 1,25% en los depósitos hasta 12 meses, un 1,75% si son hasta 24 meses y un 2,25% si el periodo es más largo. Así, por lo general, las rentabilidades más jugosas se pagan a cambio de confiar el dinero al banco al menos durante 25 meses. Ni siquiera la deuda pública española a dos años se acerca ya a estos intereses, que ha pasado de niveles cercanos al 3% el año pasado a estar por debajo del 1%.

Precisamente a ese plazo tiene Banco Finantia Sofinloc (BFS) uno de los depósitos más atractivos, del 2,55% TAE, solo superado por otro de sus depósitos a 36 meses al 2,60% TAE. Esta entidad de origen portugués pero adscrita al Fondo de Garantía de Depósitos español es de las pocas que en estos momentos se atreve a desafiar los límites establecidos por Luis María Linde. También lo hace con su producto a 13 meses al 2,45% TAE. Eso sí, se requiere una inversión mínima de 50.000 euros y si se quiere recuperar el dinero antes del tiempo pactado se dedude un 2% anual del principal por el periodo que medie entre la fecha de cancelación y el vencimiento.

De hecho, las penalizaciones por cancelación total o parcial anticipada son una de las desventajas de los depósitos a largo plazo. Dado que el dinero queda inmovilizado por mucho tiempo, los ahorradores deben tener claro que no van a necesitarlo en un futuro próximo. Otro inconveniente es que es posible perderse mejores tipos de interés si mejoran las condiciones del mercado. Por su parte, las entidades financieras tienen en las imposiciones a largo plazo un aliado para captar fondos con los que financiarse por un periodo prolongado.

Son muy habituales los plazos a 30 meses y a 36 meses. Pero hoy en día se alcanzan incluso los 60 meses y hasta los 63 meses (cinco años y tres meses) en el caso de un depósito de Unicaja, que renta entre un 1,80% y un 2,11% TAE desde 6.000 euros cumpliendo todos los requisitos de vinculación. Como si de una hipoteca se tratara, es necesario abrirse una cuenta con un saldo medio superior a 600 euros, hacer un consumo anual de 1.200 euros con tarjetas, domiciliar la nómina y al menos tres recibos. La liquidación de intereses puede ser mensual, trimestral o a vencimiento y la cancelación anticipada está permitida, aunque se cobra una comisión que es menor cuanto menos tiempo queda para el vencimiento. Unicaja también dispone de otro depósito creciente a 60 meses al 2,24% TAE con las mismas condiciones que el anterior.

A 60 meses ofrece Triodos Bank un producto que da un interés del 2,25% TAE. Está dirigido a todos los clientes por una inversión mínima de 1.000 euros. No tiene ningún tipo de vinculación y la liquidación se hace al finalizar la vida del depósito, cuya remuneración quedará reducida en un tipo anual del 1,5% si se cancela anticipadamente.

También paga un 2,25% TAE pero a un plazo de 36 meses el banco chino ICBC, que ya cuenta con dos sucursales en España (una en Madrid y otra en Barcelona), pero está adscrito al Fondo de Garantía de Depósitos de Luxemburgo, que, al igual que el epañol, garantiza hasta 100.000 euros por titular y entidad. El depósito se puede contratar a partir de 500 euros y la cancelación antes de tiempo no tiene coste, únicamente que no se remunera ningún interés sobre la cantidad retirada.

Hay otros dos depósitos al 2,25% TAEa un menor plazo. Por un lado, el depósito Libre 30 de Catalunya Caixa, a 30 meses, que renta entre el 2,02% y el 2,25% dependiendo de la fecha de contratación. Al igual que en ICBC, no hay penalización, “disfrutando de los intereses cobrados hasta la última liquidación de intereses”, según informa la entidad catalana nacionalizada.

Por otro lado, Caja Siete dispone del depósito plazos e-siete 30 meses para todos los clientes pero contratable exclusivamente por Internet a partir de una cantidad de 3.000 euros. Se liquida mensualmente pero existe una comisión por cancelación anticipada es el 2,25% sobre el nominal reintegrado.

La también nacionalizada Bankia promete un 2% TAE en su depósito fácil por Internet tanto a 25 meses como a 36 meses, con liquidación mensual de intereses. También comercializa un depósito a 25 meses con una remuneración en especie equivalente al 2,06% TAE.

Fuente: Cincodias.com (12/1/14)