Podría haber libras de plástico

10048978-5-libras-de-fotos-nota-primer-extremoAbre consultas para analizar las ventajas de adoptar la impresión de billetes sobre polímero.

Asimismo, la entidad destacó la seguridad de los billetes de plástico, puesto que podrían incorporar sistemas de seguridad avanzados que dificultaran su falsificación. Por otro lado, el BoE indicó que esta mayor durabilidad convierte a los billetes de polímero en más ecológicos y baratos, además de que su flexibilidad permite una mejor adaptación a bolsillos y billeteros.

En el marco de este periodo consultivo, el instituto emisor británico desarrollará durante los dos próximos meses diversos actos por todo el país con el objetivo de dar al público la oportunidad de participar en el proceso y dar su opinión al respecto, además de la información al respecto publicada en el sitio web del Banco de Inglaterra. «El periodo de consultas finalizará el próximo 15 de noviembre y la decisión final del BoE, en función de la reacción del público, será anunciada en diciembre de 2013», indicó la entidad.

A este respecto, la institución apuntó que si finalmente se optara por el cambio al plástico, la entidad también introducirá billetes de menores dimensiones a los actuales, más en línea con el tamaño de los emitidos por otros países y que facilitará que los billetes de mayor denominación puedan portarse en el monedero.

«Esto no cambiará el aspecto actual de los billetes. Se mantendrá la escala de tamaños, por la que las denominaciones más altas tienen mayor tamaño, y continuarán mostrando la esfinge de la Reina de Inglaterra y de personalidades universalmente reconocidas», añadió la entidad, que adelantó que, en tal caso, el primer billete de polímero llegaría en 2016 y sería el de 5 libras, con el rostro de Winston Churchill, mientras que el segundo sería a partir de 2017 el de 10 libras, con la cara de Jane Austen. Actualmente unos 20 países emiten billetes de polímero, incluyendo Australia, que los introdujo en 1988, Nueva Zelanda, México, Singapur, Canadá y Fiji.

Fuente: Eleconomista.es (10/9/13)