Ucrania confirma la desaparición del 90% de sus reservas de oro

lingotes oroLa gobernadora del Banco Nacional de Ucrania (BNU), Valery Gontareva, ha confirmado que la cámara de reservas de oro del país está casi vacía. Una historia que recuerda al oro de Moscú español, pero cuyo destino podría haber sido muy diferente: Nueva York.

En una entrevista concedida esta semana a una televisión del país, la gobernadora alertó de que «casi no queda oro en las bóvedas del banco central, apenas un 1% de todas las reservas del Estado».

El rumor saltó a los medios el pasado 9 de marzo, cuando el diario prorruso Isrka-News publicó que el país estaba organizando vuelos no registrados con destino a EEUU para transportar el oro. En esos días, los manifestantes ucranianos se hacían fuertes en las calles de Kiev y el Parlamento había destituido al presidente Viktor Yanukovich, por «abandono de sus funciones constitucionales».

La península de Crimea todavía no había declarado su independencia, pero Kiev ya se había alineado de parte de las potencias occidentales y había dado la espalda a Rusia. «Considero que es más que probable que ese oro haya sido trasladado a la Fed de Nueva York», explica Guillermo Barba, economista experto en metales preciosos, «pero el lugar es lo de menos, lo importante es que les saquearon».

Unas semanas antes, en febrero, el Consejo Mundial de Oro (WGC, por sus siglas en inglés), publicó las reservas mundiales del metal en el mundo y Ucrania aparecía con 42,3 toneladas de oro bajo su propiedad: un 8 por ciento del total de las reservas del país. Actualmente, según confirmó Gontareva, sólo queda un 1 por ciento de las reservas del país en oro.

De este modo, unas 37 toneladas de oro han volado del país, aunque Ucrania no ha publicado su destino. El escenario que planteó hace ocho meses el diario prorruso Isrka-News parece confirmarse ahora. Según sus informaciones, los vuelos se produjeron a las dos de la madrugada y no fueron registrados de forma oficial.

A falta de que Ucrania publique los datos oficiales del montante de oro que había en las bóvedas del Banco Nacional, un cálculo de la cantidad desaparecida, a precios de mercado, podría ascender por encima de los 1.500 millones de dólares.

Fuente: Eleconomista.es (14/11/14)